lunes, 26 de febrero de 2024

La Fundación Sabino Arana premia a la Euskal Artzainak Ameriketan que recopila las historias de los pastores vascos que emigraron

La Fundación Sabino Arana ha premiado a la asociación sin ánimo de lucro Euskal Artzainak Ameriketan que desde el año 2006 pone en valor el legado de los pastores vascos. No en vano, cada año organizan una fiesta en la que reúnen a cientos de pastores y sus familias.

La ONG recopila vidas, historias, fotografías, documentación, escritos y material audiovisual de los pastores que emigraron desde el País Vasco. En el interior del museo, que inauguraban en 2021, se pueden ver distintos instrumentos, fotografías y elementos que utilizaban en América. En su exterior está instalada una tienda y también, un carro-tienda, donde vivían los pastores durante meses.

 

A finales del siglo XIX y comienzos del XX, muchos vascos emigraron a Estados Unidos para trabajar como pastores. Durante todo ese tiempo han mantenido estrechos vínculos con la comunidad y conservado sus raíces. Se trataba de jóvenes vascos que emigraron al Oeste de Estados Unidos.

El primer flujo migratorio se produjo entre 1840 y 1874. Solo en la zona noroccidental de Nafarroa emigraron 4.000 pastores que acudían a California en respuesta al reclamo de la llamada ‘fiebre del oro’.  Otro momento álgido del fenómeno migratorio se produjo una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, en un momento en el que California experimentó un  intenso desarrollo económico.