domingo, 03 de marzo de 2024

Pilar Cancela es la nueva secretaria de Estado de Migraciones

Pilar Cancela será la nueva secretaria de Estado de Migraciones.
Pilar Cancela será la nueva secretaria de Estado de Migraciones.

Pilar Cancela será la nueva secretaria de Estado de Migraciones. La política gallega, que hasta ahora estaba al frente de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional, será la responsable de la política migratoria del Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, cargo que hasta ahora ocupaba la balear Isabel Castro. 

Migraciones se desdobla en el nuevo organigrama del Ministerio que dirige Elma Saiz, y la Ciudadanía Española en el Exterior tendrá su propia dirección general. Una decisión lógica y absolutamente necesaria, a tenor de la poca atención que en los últimos años ha tenido la emigración española, en un Ministerio sometido a cambios de titulares y vaivenes constantes. 

Pilar Cancela es licenciada en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y pertenece al Cuerpo Superior de la Administración General de la Xunta de Galicia desde 1993. Socialista, y particularmente sanchista, tras una larga trayectoria en PSdeG, en el año 2016 se convirtió en diputada nacional por A Coruña, responsabilidad que compatibilizó con su cargo como secretaría federal de políticas migratorias del PSOE. Un ámbito que ha sentido como propio, por ser hija de emigrantes gallegos y haber nacido en Alemania (Stuttgart) y vivir en Venezuela. De ahí que esta nueva responsabilidad le venga como anillo al dedo. 

Imagen de archivo de Cancela, en un homenaje al PSOE por su 140 aniversario, en un acto en el Congreso de la Nación en Buenos Aires. EFE/Rodrigo García
Imagen de archivo de Cancela, en un homenaje al PSOE por su 140 aniversario, en un acto en el Congreso de la Nación en Buenos Aires. EFE/Rodrigo García

Muy conocida y querida entre la colectividad, Pilar Cancela, ha sido clave a la hora de que se incluyera la Disposicióon Adicional 8ª en la Ley de Memoria Democrática, que está permitiendo tener acceso a la nacionalidad a los hijos y nietos de emigrantes españoles. Como también lo fue para la supresión del voto rogado. 

Su nombramiento y el de quienes la acompañarán en este nuevo periplo, está  cargado de desafíos, dados los grandes retos a los que los procesos migratorios obligan a actuar con la máxima diligencia al Gobierno de España.