sábado, 18 de mayo de 2024

Este martes el Congreso debate si tramita la iniciativa popular para regularizar a medio millón de migrantes

El Pleno del Congreso de los Diputados debatirá el martes 9 de abril la toma en consideración de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la regularización extraordinaria de 500.000 extranjeros. Aunque fue presentada en la legislatura anterior, el trámite parlamentario se ha reanudado en esta ocasión, ya que las ILP son las únicas iniciativas que no caducan al disolverse las Cortes.

Este mecanismo constitucional permite al pueblo presentar propuestas legislativas al Congreso, respaldadas por un mínimo de 500.000 firmas. En este caso, se han reunido más de 700.000.

Hasta 800 ONG se unieron en el proyecto 'Esenciales' para reclamar la regularización extraordinaria de extranjeros en situación administrativa irregular que residían en España antes del 1 de noviembre de 2021.

Yolanda Edith Espínola, representante de la Comisión Promotora de la iniciativa, ha expresado su preocupación sobre si los parlamentarios permitirán un debate real o si decidirán no tramitar el texto, advirtiendo que esto podría ignorar el deseo de las más de 700.000 personas que apoyaron la iniciativa con su firma.

La Plataforma Esenciales, compuesta por diversas organizaciones, defendió la iniciativa en la Cámara Baja el pasado 12 de marzo, destacando que se trata de una cuestión de democracia. Recibieron el apoyo de algunos partidos y el rechazo de otros. Mientras tanto, el PSOE señaló que la Unión Europea no permite una regularización generalizada de migrantes.

Durante el debate posterior a la defensa de la ILP, el socialista Luc André Diof subrayó que el marco jurídico europeo no permite una regularización generalizada y que están trabajando en la reforma del reglamento de extranjería. Por su parte, Sofía Acedo del Grupo Parlamentario Popular argumentó que la regularización extraordinaria no es la vía adecuada para controlar los flujos migratorios irregulares. Desde Vox, Rocío De Meer expresó su preocupación sobre el efecto llamada que podría generar una regularización extraordinaria.