domingo, 03 de marzo de 2024

La aritmética de Feijóo y Sánchez pendiente del escrutinio del voto exterior

Fotografía de sobres en la urna de votación para las Elecciones Generales de España, en el Consulado de España, el 20 de julio de 2023, en Montevideo (Uruguay). EFE/ Alejandro Prieto

Agencia EFE

El resultado de las elecciones del 23J y la aritmética para que puedan ser investidos el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, o el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, está pendiente del escrutinio general del voto de los residentes en el extranjero que ha empezado este viernes.

Los 136 diputados que ha conseguido el PP, los 122 del PSOE y los 7 de Junts podrían moverse arriba o abajo después de que se desvelen las papeletas de los votantes inscritos en el Censo de Residentes Ausentes en el Extranjero (CERA), y que actualmente asciende a 2,3 millones de ciudadanos.

Los votos emitidos del CERA se conocerán al finalizar el recuento aunque todo indica que serán superiores a las 226.000 solicitudes que fueron aceptadas en las elecciones de 2019 al suprimirse el voto rogado, lo que ha facilitado que pudieran ejercer su derecho.

A las ocho de esta mañana, las juntas electorales se constituyeron para proceder al escrutinio de los votos recibidos hasta hoy.

Los bloques de derecha e izquierda que actualmente suman 171 y 172 escaños, respectivamente, y en los que a día de hoy, la abstención de Junts es necesaria para una investidura de Sánchez, podrían cambiar.

Fuentes del PP calculan que podrían sumar hasta tres escaños adicionales en Madrid, Girona y Cantabria, aunque el más importante sería el de Madrid porque se lo arrebataría al PSOE.

Esto haría que el bloque de la izquierda y nacionalistas se viera reducido a 171 escaños, uno menos que el bloque de la derecha, lo que haría inevitable que Junts votara a favor de la investidura de Sánchez, ya que no bastaría con su abstención.

Algunas de las geometrías variables que pueden darse son las siguientes:

FEIJÓO LLEGA A LOS 173 APOYOS Y SÁNCHEZ SE QUEDA CON 171

Si el PP gana al PSOE el escaño de Madrid obtendría 137 diputados y el PSOE retrocedería a los 121, lo que haría que el bloque que puede apoyar la investidura de Feijóo -(Vox 33), (UPN 1) y (CC 1)- alcanzara los 172 escaños, frente a los 171 del bloque que tendría Sánchez con Sumar (31), ERC (7), EH Bildu (6), PNV (5), y BNG (1).

Si además los populares arrebatan en Girona el escaño a Junts, sumarían 138 diputados y hasta 139 si también consiguen un diputado de Vox que está en juego en Cantabria.

En este caso la suma total del bloque que apoyaría a Feijóo sería de 173 diputados, PP (139), Vox (32), UPN (1) y CC (1).

En frente el bloque de Sánchez se quedaría con 171.

EL PSOE GANA UN DIPUTADO Y HACE BLOQUE DE 173

Los 7 escaños que actualmente tiene Junts, uno de ellos en Tarragona, también podrían variar. Esta posibilidad se hace más difícil pero si el PSOE consigue el escaño de esta provincia a través del voto CERA, los socialistas sumarían 123 diputados y su bloque de izquierdas aumentaría hasta los 173.

Enfrente el bloque inicial de Feijóo con sus 171 apoyos. En este caso se hace imprescindible la abstención de Junts a Sánchez.

SÁNCHEZ PIERDE MADRID Y NECESITA EL SI DE JUNTS

En todas estas ecuaciones Junts tiene un papel importante, porque si finalmente mantiene sus diputados en Girona y en Tarragona y el PP gana solo uno -el de Madrid- Feijóo alcanzaría la cifra de los 172 diputados.

Sánchez necesitaría irremediablemente el sí de los 7 diputados independentistas catalanes, ya que se quedaría con 171.

¿Y SI AL FINAL HUBIERA EMPATE ENTRE LOS DOS BLOQUES? ¿QUÉ PASARÍA EN EL CONGRESO?

Todo parece indicar que una investidura de Feijóo o Sánchez pasa por una segunda votación en el pleno del Congreso ya que no es previsible que ninguno llegue a la mayoría absoluta por lo que tendrían que ser investidos con mayoría simple.

La posibilidad de un empate técnico tampoco es descartable y según fuentes de los servicios jurídicos del Congreso se aplicaría el reglamento, aunque en este caso habría que interpretarlo, ya que no existe precedente alguno de un caso así.

El capítulo cuarto del Reglamento del Congreso, que se refiere a las votaciones en la Cámara, apunta en su articulo 88 que podría haber hasta tres votaciones y si en la última persiste el empate decaería la propuesta.

"Cuando ocurriere empate en alguna votación, se realizará una segunda y, si persistiese aquél, se suspenderá la votación durante el plazo que estime razonable la Presidencia. Transcurrido el plazo, se repetirá la votación y, si de nuevo se produjese empate, se entenderá desechado el dictamen, artículo, enmienda, voto particular o proposición de que se trate", puntualiza el reglamento.

El texto no señala claramente una votación de investidura pero fuentes parlamentarias inciden a EFE en que tampoco señala proyectos de ley ni especifica el tipo de proposiciones que se votan.

Que el reglamento no se refiera de forma explícita a las votaciones de investidura no significa que las excluya, recalcan las mismas fuentes, al tiempo que recuerdan que los artículos que regulan otras votaciones como las de los vicepresidentes o secretarios de la Mesa del Congreso si dejan claro cómo deben realizarse.