domingo, 03 de marzo de 2024

Fernández Viaña y la junta directiva de la Casa de Cantabria en Baracaldo destacan las acciones en favor de los cántabros en el exterior

Cantabria Fernández Viaña en Baracaldo web

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, se ha reunido con la junta directiva de la Casa de Cantabria en Baracaldo donde han analizado las acciones emprendidas en la legislatura para mejorar la situación de los centros regionales y de los cántabros en el exterior.

Entre estas medidas, han resaltado la celebración de los encuentros anuales de las casas de Cantabria, el incremento de las ayudas nominativas, que en el caso de Cadiz y Barcelona han servido para sufragar los elevados impuestos de bienes inmuebles de sus sedes sociales y hacer viable su actividad. Igualmente, se han financiado obras de reforma en los centros y se ha puesto en marcha una nueva línea de ayudas a cántabros en el exterior para promover su retorno a la Comunidad Autónoma.

En otro orden, han abordado la actividad del centro de Baracaldo, el segundo con más antigüedad de los existentes, que contará este año con 7.500 euros de subvención para organizar sus actividades sociales.

En materia de inversiones, la Casa de Cantabria en Baracaldo ha solicitado el apoyo del Gobierno para la mejora del rendimiento térmico de la sede social, dentro de la convocatoria de subvenciones que cada ejercicio convoca el Gobierno para inversiones en los centros, por valor de 100.000 euros.

Fernández Viaña ha informado, además, que su departamento ha repartido este mes de junio 173.000 euros entre la veintena de Casas de Cantabria repartidas en todo el mundo, unas subvenciones nominativas que sirven para la organización de eventos que sirven de promoción de Cantabria.

La Casa de Cantabria en Baracaldo fue fundada en 1909 y se nutrió en sus comienzos por emigrantes montañeses procedentes de toda la región buscando mejorar su situación económica mediante un empleo en las industrias del País Vasco.

Ha conocido varias sedes sociales a lo largo de su historia. Actualmente, supera el centenar de socios y agrupa a unas 2.000 familias. 

Entre sus actividades destacan la celebración de una Semana Cultural en honor de la Bien Aparecida, bailes de salón, clases de pintura para los niños, juegos de mesa, conciertos de coros cántabros y de otras regiones en el Centro Cívico Clara Campoamor. Organiza también presentaciones de libros, conferencias y excursiones a distintos puntos de Cantabria.