domingo, 03 de marzo de 2024

Canarias y Euskadi: preocupación por la ausencia de respuesta del Estado en política migratoria

Canarias + País Vasco Reunion-migracion web
El director general de Relaciones con África, Luis Padilla, y el director general de Coordinación Orgánica del Gobierno de Canarias, Octavio Caraballo, en la reunión con Xabier Legarreta, director de Migraciones y Asilo del País Vasco

Representantes de los gobiernos autonómicos de Canarias y Euskadi han mostrado su “preocupación común” por la falta de una respuesta efectiva desde el Gobierno de España ante la situación de los flujos migratorios que se dirigen hacia Europa y la negativa del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para buscar una fórmula de colaboración con los distintos territorios del Estado para gestionar todos los retos generados por la llegada de personas migrantes a las fronteras nacionales. En la reunión de trabajo entre las administraciones vasca y canaria también se analizó la situación en los países de origen de los migrantes y el riesgo, ya advertido por los expertos en migraciones y las ONG especializadas, de un incremento en el número y el ritmo de llegadas de personas migrantes a las zonas frontera de la Unión Europea.

Entre los asuntos tratados por el director general de Relaciones con África, Luis Padilla, y el director general de Coordinación Orgánica del Gobierno de Canarias, Octavio Caraballo, durante la reunión de trabajo con Xabier Legarreta, director de Migraciones y Asilo del País Vasco, estuvieron el intercambio de información sobre los flujos migratorios hacia Canarias y la búsqueda de medidas para articular una coordinación que responda a potenciales flujos hacia el País Vasco. También la falta de respuesta por el Gobierno del Estado, en especial el ministerio responsable de Migraciones, y la ausencia de canales para un diálogo efectivos entre comunidades autónomas. “Porque el Ministerio, a pesar de las peticiones planteadas por distintos territorios, se niega a impulsar un espacio de encuentro entre las administraciones que tienen que gestionar, en alguna de sus vertientes, el complejo fenómeno de la migración”, explicaron fuentes del Gobierno de Canarias asistentes a la reunión.

En este escenario, los responsables de los gobiernos de Canarias y País Vasco se refirieron a la “falta de coordinación institucional ante un problema estructural y transversal que necesita coordinación y liderazgo”, papel que ambas administraciones recuerdan que corresponde al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. De ahí la preocupación de ambas comunidades autónomas por la creciente llegada de migrantes a Canarias como consecuencia de la inestabilidad política en Senegal, “país que es clave para la paz y la estabilidad en la zona” después de los golpes de estado ocurridos en Malí, Burkina Faso y Níger, o las recientes catástrofes naturales por el terremoto ocurrido en el sur de Marruecos o las inundaciones en Libia. Por ello, Canarias y Euskadi advierten de que “lo más probable” es que estas circunstancias supongan una complicación en la ruta migratoria subsahariana por el norte de África, lo que llevaría a muchos aspirantes a la emigración a utilizar la ruta hacia Canarias.

Según las cifras analizadas en la reunión de trabajo entre Canarias y Euskadi, hasta el pasado 21 septiembre 14.554 personas migrantes habían logrado llegar a la costa canaria, siendo 3.554 de ellos de nacionalidad senegalesa. Un grupo por origen nacional de personas migrantes que en todo el año 2022 llegó a 3.000 senegaleses. Por este motivo, y ante las previsiones de expertos y ONG, los gobiernos de Canarias y País Vasco alertan de la necesidad de incrementar la cooperación con Senegal y con la región a todos los niveles. “Hay que priorizar la formación profesional vinculada a la creación de empleo, focalizada en los jóvenes y en las mujeres”, explican fuentes del Gobierno de Canarias, porque “Europa debe de tener una política migratoria más fuerte y clara, ofrecer cupos atractivos, también en número adecuado (miles y no cientos) para la inmigración regular y circular, y oposición fuerte a la inmigración irregular, repatriación de irregulares, más fluido, vinculando la cooperación con los países corresponsables”.