Sábado, 18 de Noviembre de 2017

ENTREVISTA: ANA LOURDES DE HÉRIZ

“Las instituciones españolas deberían comprometerse más con los emigrantes”

Ana Lourdes de Hériz en el barrio de Boccadasse (Génova).
Ana Lourdes de Hériz en el barrio de Boccadasse (Génova).

Ana Lourdes de Hériz es una mujer comprometida con los problemas de su tiempo y de su colectivo, el de los emigrantes españoles. Incansable en su trabajo y con unas excepcionales dotes de comunicación, nos cuenta en estas entrevista cómo ve a los españoles que viven lejos.

¿Cómo has visto el último Pleno del CGCEE?
La verdad es que me pareció muy interesante. El primer pleno de cada mandato siempre es un pleno de constitución, con un orden del día de organización del mandato que puede influir en el desarrollo no solo de los siguientes plenos, sino también del trabajo de todos los consejeros durante el mandato. Me gustó mucho que hubiera nuevos consejeros, algunos muy jóvenes, comprometidos y bien formados respecto a lo que es el CGCEE, y más mujeres representantes de la emigración. Personalmente, me decidí a comprometerme con la presidencia de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte. Espero que, junto con los otros presidentes de comisión, el presidente del CGCEE y los consejeros electos, y una dedicación plena y convencida de la Secretaría del CGCEE, podamos conseguir que la Comisión Permanente haga funcionar el CGCEE más activamente y sea reconocido por los ministerios y el Parlamento.

¿Qué necesidades detectas entre los españoles que se relacionan con vuestro CRE?
Actualmente nos encontramos con dos perfiles de emigrantes. Los que llevan residiendo en Italia desde hace muchos años, que ya nos conocen bien y se dirigen a nosotros o asisten a los encuentros con los españoles que organizamos para compartir experiencias y combatir juntos por nuestros derechos (como fue la reciente campaña en contra del cierre del Consulado General de España en Génova). Y, por otro lado, españoles recién llegados (bastante jóvenes, en busca de trabajo) que necesitan asistencia para resolver problemas (como trámites que no saben que se pueden solicitar en el consulado, asistencia burocrática respecto a normas italianas, derecho a la sanidad, reconocimiento y convalidación de títulos de estudios, etc.). Llevamos años desarrollando la comunicación en las redes sociales y la verdad es que ha dado muchos frutos y se nos conoce bien. Somos un punto de referencia tanto para ellos como para el personal del Consulado, muy eficiente y amable, con el que trabajamos muy bien.

¿Qué crees que hay que cambiar más rápidamente en relación a la emigración española?
Ante todo, las instituciones españolas han de reconocer un derecho que nos quitaron hace años, el del voto, y eliminar el voto rogado, facilitándolo con la reforma de la LOREG. Por otro lado, las instituciones (ministerios, embajadas, consejerías y consulados) deberían comprometerse más con nosotros (los españoles del Exterior y sus representantes) y no esperar a que seamos siempre nosotros quienes solicitemos cambios, ayudas, información. Deberíamos ser consultados más a menudo e informados en cuanto esas autoridades sepan que hay algo que nos atañe y que, como representantes de la emigración española, podemos difundir o analizar. No sirve que cada cual siga por su camino y que no se nos tenga más en cuenta. Deberían entender que esta eficiencia práctica es más ventajosa para todos y para la imagen de España en los españoles que viven fuera, que han tenido que abandonar su país. A la administración española del Exterior no debería interesarle solo la imagen que proyecta en los ciudadanos no españoles, la llamada Marca España.

¿Quiénes formáis el CRE de Génova y cuál es vuestra motivación?
Nuestro CRE está formado por consejeros que aportan la experiencia de mandatos anteriores y por otros que nos fueron conociendo en los encuentros con los españoles de la demarcación consular y quisieron comprometerse con la renovación y “rejuvenecimiento” del CRE. Uso el masculino plural por razones gramaticales, pero la verdad es que somos seis mujeres y un hombre, de profesiones diferentes, todos con mucha dedicación e interés en que la representación de los españoles en Italia sea participativa. Cada uno aporta sus competencias, asignándose diferentes actividades para que todo el trabajo no recaiga en unos pocos. Nuestro mandato empezó con un fuerte interés en que la representación de los españoles en Italia se alargara a las otras demarcaciones consulares. Este año se ha conseguido que nazca un CRE en Roma y esperamos que nuestro compromiso convencido llegue a las demarcaciones consulares de Milán y Nápoles y otros españoles se animen a cubrir la representación en toda Italia.