Lunes, 11 de Diciembre de 2017

EUSKADI CRECE

El saldo migratorio aportó 8.871 personas a la población de Euskadi en 2016, frente a las 3.362 de 2015

El saldo migratorio aportó 8.871 personas a la población de la Comunidad Autónoma Vasca en 2016, una cifra superior a las 3.362 personas de 2015, según datos elaborados por Eustat. Por territorios, Bizkaia, que ganó 4.405 personas, presentó el saldo migratorio más elevado en cifras absolutas, mientras que Gipuzkoa tuvo un saldo positivo de 2.787 personas y en Álava fue de 1.679.

Por su parte, las tres capitales también tuvieron un saldo positivo: en Bilbao fue de 1.524 personas, en Vitoria de 1.571 y en San Sebastián de 997. En relación a los movimientos que se produjeron entre el País Vasco y el resto de comunidades autónomas, durante el año 2016 continuó la tendencia iniciada en 2008 y se produjo un saldo positivo de 1.974 personas.

Sin embargo, el reparto de esta cifra es diferente dependiendo de la nacionalidad de las personas. Si se trata de personas de nacionalidad extranjera, el saldo migratorio fue positivo en 1.177 personas, mientras que, si se trata personas de nacionalidad española, el saldo, también positivo, fue de 797 personas.

El saldo con los países extranjeros fue positivo en 6.897 personas, de forma que se registraron más inmigraciones a la Comunidad Autónoma Vasca desde el extranjero que emigraciones a ese destino. El saldo con los países extranjeros de personas de nacionalidad española fue negativo en 796, mientras que el de personas de otras nacionalidades fue positivo en 7.693.

La movilidad geográfica externa o extracomunitaria, que afectó durante 2016 a 33 de cada 1.000 habitantes de Euskadi, fue 4 puntos inferior a la del conjunto de comunidades autónomas españolas, donde se movieron en promedio 37 de cada 1.000 habitantes. Por territorios, Álava llegó al 38,2, Gipuzkoa se situó en el 32,2 y Bizkaia en el 31,7.

A excepción de las comunidades de Cataluña, Madrid, La Rioja, Navarra y Baleares, con las que Euskadi mantuvo un saldo migratorio negativo, el resto le aportó más población de la que recibió de ella, de manera que el saldo migratorio fue positivo.

Las comunidades que más inmigrantes aportaron fueron, en primer lugar, Castilla y León, seguida de Madrid, Cantabria, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana.

Las comunidades autónomas que constituyeron polo de atracción para Euskadi fueron, por este orden, Madrid, Castilla y León, Cataluña, Cantabria, Andalucía y Navarra. Entre las seis, recibieron un 40% de las personas que dejaron nuestra Comunidad con destino a otras Comunidades Autónomas.

La edad media de las personas emigrantes, 36,1 años, fue algo superior a la de las personas inmigrantes, 33,3 años. El grupo de personas de 21 a 40 años de edad realizó el 57% de las inmigraciones y el 54% de las emigraciones.

Si se tiene en cuenta el sexo, un 51% de los inmigrantes fue hombres y un 49% mujeres, mientras que entre los emigrantes la diferencia entre sexos fue mayor, con un 54% hombres y un 46% mujeres.

Las inmigraciones de personas de nacionalidad extranjera se cifraron en 22.351 en el año 2016, por lo que más de la mitad de los que llegaron Euskadi fueron extranjeros, concretamente el 56%. De éstos 6.602 lo hicieron desde otras comunidades autónomas, principalmente desde Cataluña, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla y León, y 16.149 vinieron directamente del extranjero.

Las emigraciones de personas de nacionalidad extranjera ascendieron a 13.681, lo que supone el 44% de los emigrantes, siendo el destino para el 61% de ellos algún país extranjero. De esta forma, el saldo de personas extranjeras fue positivo en 8.670.

CAMBIOS DE RESIDENCIA

El 9,9% de la población vasca realizó algún cambio de residencia durante 2016, siendo la movilidad en el 67% de las ocasiones interna a la Comunidad Autónoma Vasca, mientras que en el resto de los casos fue extracomunitaria. Estas cifras son prácticamente idénticas a las de 2015.

En total, se contabilizaron 217.064 cambios de residencia habitual en Euskadi. De ellos, 96.478 correspondieron a cambios de domicilio dentro del mismo municipio.

La movilidad intracomunitaria, es decir, la que tiene como origen y destino los distintos municipios de la Comunidad Autónoma Vasca, ascendió a 49.205 movimientos.

Asimismo, se registraron 40.126 inmigraciones externas o extracomunitarias, que son aquéllas que tienen su origen fuera de la comunidad y cuyo destino es Euskadi. Un total de 19.060 provinieron del extranjero.

Por último, se produjeron 31.255 emigraciones externas o extracomunitarias o, lo que es lo mismo, variaciones residenciales originadas en un municipio de la comunidad autónoma y con destino fuera de la misma. Un total de 12.163 tuvieron por destino al extranjero, lo que supone un aumento de 1,4% respecto a las cifras de 2015.