Lunes, 20 de Agosto de 2018

ÉXODO JUVENIL

Casi 40.000 murcianos viven en el extranjero, 1.833 más que en 2017

La Región de Murcia cuenta con 39.788 personas residiendo actualmente en el extranjero, según la Estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), actualizada hasta el 1 de enero de 2018, lo que supone un aumento de 1.833 habitantes con respecto al mismo período del año anterior.

Los datos, difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ponen de relieve que el número de españoles que optan por fijar su residencia en el extranjero no para de crecer y ya suman 2.482.808 millones, frente a los 2.406.611 millones de un año antes. Las cifras de emigración han aumentado en todas las comunidades en el último año, aunque es en Madrid y en Cataluña donde este incremento ha sido más acusado, con unos 18.000 en cada caso, que suman casi la mitad de los 76.197 nacionales que en 2017 se fueron a vivir a otro país.

La población objeto de estudio en esta estadística es la población española residente en el extranjero, que comprende a todas las personas de nacionalidad española, sea o no ésta su única nacionalidad, inscritas como residentes habituales en el registro de matrícula de la oficina consular correspondiente a su residencia.

No obstante, las inscripciones se corresponden a altas por cualquiera de las causas posibles -nacimiento, nacionalización, omisión y emigración de España al extranjero-, de manera que no todos los nuevos inscritos en el PERE se han marchado del país.

En la última actuación de este padrón, el número de población inscrita en España a efectos electorales creció en todas las comunidades, pero lo hizo de manera más notable en Madrid y en Cataluña, con una variación de unas 18.000 personas en cada caso. Galicia sigue siendo, en cambio, la comunidad que más aporta a la emigración, con 516.489 inscritos, poco más de 4.000 que el año pasado. Por detrás de Madrid y Cataluña, Andalucía fue la tercera comunidad en la que aumentó más el PERE, seguida de la Comunitat Valenciana, que lo hizo en 6.090 personas al pasar de 127.662 en enero de 2017 a 133.752 en enero de este año. Las comunidades con menor población se corresponden también a las que menos contribuyen a este padrón, como La Rioja y Navarra.