Sábado, 18 de Agosto de 2018

#VOTO ROGADO

PSOE y Podemos muestran su preocupación por la caída del voto exterior

El debate sobre el voto rogado se traslada al Parlamento de La Rioja.
El debate sobre el voto rogado se traslada al Parlamento de La Rioja.

Los diputados de PSOE, Raúl Díaz, y Podemos, Germán Cantabrana, han mostrado hoy su preocupación, en el seno de la Comisión que se encarga de la Reforma de la Ley Electoral riojana, por la caída del voto de los riojanos residentes en el extranjero tras el cambio de este voto a rogado en 2011.

La comisión ha contado hoy con la comparecencia de la delegada provincial del Instituto Nacional de Estadística (INE) en La Rioja, Julia Villafáfila, que ha ofrecido su experiencia sobre la Oficina del Censo Electoral a los diputados de PP, PSOE y Podemos, aunque con la ausencia de Ciudadanos.

Con respecto al Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), que son los riojanos residentes el extranjero, ha informado de que está compuesto por 13.941 personas, de las que, en las últimas elecciones autonómicas y municipales (de 2015), 611 solicitaron ejercer derecho al voto y, de estos, 383 realmente votaron.

Cantabrana ha llamado la atención con respecto al hecho de que esas 383 personas suponen el 2,70 de las 13.941 que tienen derecho al voto, lo cual, a su juicio, podría apuntar a motivos que, por carencia de facilidades, podrían estar "mermando" este derecho.

Sobre todo, ha apuntado, cuando en 2007 votó el 29,3 por ciento y, entre medio, se reformó el sistema para cambiar el voto a rogado. Esto supone que los emigrantes están obligados, desde enero de 2011, a solicitar previamente el voto para poder ejercerlo. Ello se traduce en una serie de trámites y acortamiento de los plazos.

Una cuestión en la que ha coincidido Díaz, quien ha apuntado a analizar la posibilidad de mejorar esta situación en la ley regional (a pesar de que dependa de la LOREG, nacional).

Desde el PP, su portavoz, Jesús Ángel Garrido ha querido preguntar a la compareciente cómo podría mejorarse la colaboración con el INE en las elecciones, ante lo que Villafábila ha indicado que su principal impedimento es el tiempo pero que este, "es el que es", y no se pueden cambiar los plazos.