Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

EN 6 MESES, 22 EMPRENDEDORES HAN FORMADO PARTE DE UN PROYECTO PARA INTEGRARSE EN LA ACTIVIDAD ECONÓMICA LOCAL

El rural ourensano recibe 19 nuevos proyectos entre ellos algunos creados por retornados

Una tormenta de ideas que marcarán el presente y futuro de la actividad comercial y económica de Terra de Celanova, pero también de municipios de las comarcas de Allariz, A Limia y Baixa Limia, inundó ayer el salón de actos del claustro barroco del Monasterio de San Rosendo. La Escola de Organización Industrial (EOI) y el Igape, ente dependiente de la consellería de Economía e Industria, organizaron la jornada "Demo Day" de presentación de los 19 proyectos que a lo largo de este año se han desarrollado, pulido y visto crecer en el espacio coworking celanovés. "Ha sido una continuación de lo que hemos vivido en las dos ediciones anteriores, con iniciativas muy vinculadas al territorio. Pero no significa que no haya iniciativas de internacionalización o nacionalización. Seguimos en la línea de crear oportunidades", apuntaba el coordinador del espacio, David Cano.

Una asociación de animación sociocultural que persigue ayudar a la iglesia en su vocación evangelizadora de la juventud y la familia a través del ocio y la diversión fue quizás la iniciativa más curiosa de una tarde en la que autoridades y vecinos pudieron conocer los nuevos proyectos relacionados con la fabricación y venta de pasta fresca o de una línea de cremas y bálsamos naturales, servicios alrededor del pádel, un directorio de circuitos de motocross o la creación de un autoservicio de lavandería, tan de moda últimamente. Sin olvidar sectores más tradicionales como la alimentación, la hostelería, la informática, una agencia de viajes, manualidades on line o moda y complementos artesanales y eco-fashion. Todos ellos tendrán ahora la oportunidad de seguir utilizando las herramientas de la Xunta en materia de consolidación temprana de las empresas o económica, con los préstamos directos activados en el nuevo programa de instrumentos financieros innovadores (IFIs).


El 50% de las iniciativas siguen activas


Por el escenario del antiguo refectorio pasaron distintos emprendedores, jóvenes con ganas de desarrollar su proyecto laboral en el rural, pero también de mayores de 45 años que persiguen nuevos retos, así como emigrantes retornados que han visto en este espacio una ventana para integrarse en la actividad económica local. En seis meses, 22 emprendedores han formado parte de un programa que, además de un espacio de trabajo, han contado con tutores y mentores que les han ayudado a perfilar su idea de negocio. "Este é un dos pasos que vimos dando para que Celanova siga despuntando en tódolos ámbitos", declaraba el alcalde, José Luis Ferro. Desde el Igape confirmaban la apertura del plazo de inscripción para participar en la cuarta edición del coworking celanovés, que en las dos primeras apoyó 44 iniciativas, "de las cuales un 50% están activas", dijo Cano.