Viernes, 23 de Febrero de 2018

AYUDAS AL RETORNO

Emigración amplía con incentivos a las ayudas a emprendedores retornados

La Xunta de Galicia amplía a las y los emigrantes retornados las ayudas generales que presta para la promoción y consolidación del empleo autónomo, así como las que concede a trabajadoras y trabajadores autónomos por la contratación indefinida de personas asalariadas. Así lo recoge el Diario Oficial de Galicia (DOG) en la Orden de 15 de diciembre de 2017, que regula las bases de los dos programas que incluye esta iniciativa de la Consellería de Economía, Empleo e Industria. 

En la primera línea de ayudas las y los beneficiarios serán aquellas personas que causen alta en el régimen especial de autónomos o en cualquier otro régimen especial por cuenta propia de la Seguridad Social o mutualidad de un colegio profesional, entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018, ambos inclusive, como titular del negocio o explotación. Las cuantías oscilan entre los 2.000 euros del caso de las personas desempleadas en general y los 8.000 que constituyen la cifra máxima. En el caso de ser menores de 30 años, personas desempleadas de larga duración o personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social, la cantidad aumentará en 4.000 euros; mientras que las mujeres, las y los mayores de 45 años, las y los emigrantes retornados y aquellas y aquellos trabajadores autónomos que instalen su centro de trabajo en un ayuntamiento rural pueden ver incrementadas las ayudas hasta en un 25% por cada uno de los supuestos.

Los tres primeros contratos indefinidos
El Programa II, por su parte, está dirigido a las trabajadoras y trabajadores autónomos o profesionales que realicen una contratación con carácter indefinido durante su primer año de actividad. La ayuda se aplicará a las primeras tres contrataciones indefinidas que se lleven a cabo durante los tres años iniciales de actividad del negocio o explotación. 

Por la primera o el primer trabajador el autónomo percibirá cuantías que irán de los 3.000 a los 5.000 euros, mientras por las o los dos siguientes la cifra podrá incrementarse hasta 7.000 euros si los beneficiarios y beneficiarias del contrato son personas desempleadas de larga duración, con discapacidad o en situación o riesgo de exclusión social. En caso de que estas personas empleadas sean mujeres, mayores de 45 años, emigrantes retornados o tengan el centro de trabajo en un ayuntamiento rural, la cifra podrá aumentar en un 25% adicional por cada uno de los supuestos. Es decir, por la contratación indefinida del primero trabajador, la persona autonóma o profesional por cuenta propia podrá percibir un máximo de 10.000 euros; y por la del segundo y tercero, hasta 14.000 euros.