Sábado, 21 de Julio de 2018

FIN DE UNA LARGA AGONÍA

El Centro Gallego de Buenos Aires ya no es de los gallegos

El Centro Gallego de Buenos Aires, en los buenos tiempos
El Centro Gallego de Buenos Aires, en los buenos tiempos

Las llamadas de atención de muchos gallegos de la Argentina, las concentraciones, los ríos de tinta que han corrido sobre la crítica situación que atraviesa el Centro Gallego de Buenos Aires, desde hace años, han servido para muy poco. Los socios acaban de aprobar en una asamblea extraordinaria que la institución pase a manos de  Ribera Salud, empresa española de la sanidad privada.

El gigante sanitario desembolsará 42 millones de euros por el edificio, un emblema de la ciudad bonaerense y la cesión de la gestión sanitaria del Centro.  

La disyuntiva estaba clara. Los socios del Centro tenían que decidir en una asamblea que tuvo lugar el martes, si permitían la quiebra de la entidad o la venta a Ribera Salud. Y eso después de las reiteradas denuncias de los socios sobre la actual gestión, que lo situó al borde del cierre. Y es que desde hace un lustro el hospital está intervenido por el gobierno argentino y es el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, quien lo gestiona.

La Xunta invirtió más de 11 millones de euros

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado querido dejar claro que el Ejecutivo autonómico dedicó más de 11 millones de euros desde el año 2011 para pagar las deudas que había contraído el Centro Gallego de Buenos Aires.

En relación a la situación que vive el Centro Gallego de Buenos Aires, el jefe del Ejecutivo gallego afirmó,  que "la inmensa mayoría" de las personas que reciben asistencia sanitaria en él "no son gallegos, son argentinos; en consecuencia le corresponde al Gobierno argentino buscar una solución toda vez que la Xunta pagó más de 11 millones de euros".

"Lo primero que hicimos los gallegos es que el Centro Gallego tuviese viabilidad económica y pagase las deudas", indicó Feijóo, y añadió que, "a partir de ahí, lo que deciden los socios es gestionar ese hospital y como consecuencia del déficit de gestión y de ingresos es el Gobierno argentino quien interviene esa institución sanitaria".

Explicó el presidente que actualmente en el Centro Gallego "no hay más de mil gallegos que reciban asistencia sanitaria", y añadió que "al conjunto de gallegos de Buenos Aires y Argentina les facilitamos una mutua financiada por el Gobierno y por la Xunta".

"Por lo tanto, todos los gallegos tienen cobertura sanitaria a través de una mutua distinta al Centro Gallego", expuso Feijóo, para quien "desde el punto de vista sanitario no tiene ninguna relevancia reseñable la posible venta de ese hospital".

En el ámbito cultural, el presidente dijo que desde la Xunta se le trasladó a los directivos de la institución bonaerense "nuestro interés por preservar las obras" que en él se encuentran, y citó a artistas como Castelao, Seoane o Soutomaior, "y ahí estamos trabajando", apostilló.

Explico que la legislación argentina "es muy restrictiva", al indicar que "no es fácil" comprar las obras ni sacarlas del país. EFE