Martes, 19 de Septiembre de 2017

LOS RETORNADOS VUELVEN A LAS CALLES DE SANTIAGO

Cientos de retornados piden en Compostela una tributación justa de sus pensiones

Cientos de jubilados convocados por la asociación Coordinadora nacional de emigrantes retornados de Galicia desfilaron hoy por las calles de Santiago de Compostela para pedir un cambio legal y evitar la discriminación de la que se consideran víctimas frente a otros pensionistas.

Los manifestantes, muchos de ellos mayores de 70 años, se concentraron en la plaza de Platerías, del centro histórico de la capital gallega, para circular por varias calles exhibiendo pancartas con sus reivindicaciones.

Miles de ciudadanos de Galicia que emigraron a otros países y que ahora perciben pensiones denuncian desde 2013 la actitud de las autoridades fiscales españolas que les obligan a pagar impuestos sobre esos ingresos que en algunos casos ya están sometidos a tributación en el extranjero.

Un portavoz de la Coordinadora nacional de emigrantes retornados de Galicia, Xosé Lois Leiros, señaló que los emigrantes gallegos retornados "no decimos que no queremos pagar" impuestos, sino que "queremos ser exactamente igual que los demás ciudadanos, que los demás pensionistas españoles".

Leiros afirmó que las autoridades fiscales españolas llevan a cabo un "maltrato" de los jubilados beneficiarios de pensiones extranjeras, además con una aplicación "retroactiva" que calificó de "injusticia".

Apuntó que mientras los jubilados en España que perciben "menos de 22.000 euros anuales" de ingresos se les exime de pagar impuestos, a los que son beneficiarios de pensiones del extranjero "se nos hace pagar por más de 12.000 euros anuales", lo que constituye una clara "discriminación", dijo Leiros.

Calculó que podría haber más de 250.000 jubilados gallegos en esa situación, aunque indicó que no hay cifras al respecto, y afirmó que a la manifestación de Santiago de Compostela han acudido pensionistas residentes en varios puntos de Galicia.

Comentó que la Coordinadora nacional de emigrantes retornados de Galicia ha llevado a cabo desde hace casi cuatro años movilizaciones en diversas ciudades, en Madrid y en Bruselas, para reclamar una solución a esa situación.

"Nuestra demanda principal es modificar la legislación tributaria", observó Leiros, quien acusó a los dirigentes del PP de falta de voluntad política para resolverlo.

Recientemente la comisión de peticiones del Parlamento Europeo instó al Gobierno español a buscar una solución colectiva para los jubilados gallegos beneficiarios de pensiones en el extranjero, ya que la Eurocámara y la Comisión Europea no tienen competencias.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha reconocido que los pensionistas que tributaron por prestaciones percibidas en Alemania no deben pagar también impuestos en el Estado español en base a los acuerdos sobre doble imposición.

Los partidos de la oposición -En Marea, PSdeG y BNG- han tomado iniciativas a favor de buscar una solución para ese colectivo, aunque el PP mantiene su rechazo a las reivindicaciones de esos pensionistas.