Martes, 12 de Diciembre de 2017

VIAJE DE RAJOY A CHINA

Rajoy defiende que China facilite la presencia de las empresas españolas

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, defiende que las empresas españolas gocen en China de las mismas facilidades que las empresas del país asiático tienen en España para poder desarrollar su labor.

Rajoy aboga por esa igualdad de trato en una entrevista que publica la agencia china Xinhuan con motivo de la visita del jefe del Ejecutivo español a Pekín para participar en el foro económico y comercial sobre la Nueva Ruta de la Seda.

Una iniciativa que considera una oportunidad de impulso para el sector exterior nacional después de que éste fuera clave, según él, para que España superara la crisis de cinco años que sufrió desde 2007.

Expone que la economía de España, como la de toda la UE, se fundamenta en la apertura y la libre competencia, y es en ese contexto en el que traslada su deseo de que las empresas españolas accedan al mercado chino con las mismas facilidades que tienen las empresas de este país que desean implantarse en España.

Con ello considera que se podría disminuir el déficit comercial entre España y China, un objetivo al que cree que podría contribuir que se sacara más partido a la conexión ferroviaria existente entre los dos países, que une las ciudades de Madrid y Yiwu y que es la línea de tren más larga del mundo.

Rajoy destaca que las empresas españolas se han ganado un "merecido reconocimiento internacional" en el campo de las infraestructuras, la energía y las telecomunicaciones y quieren participar en los proyectos de la Nueva Ruta de la Seda.

También aboga por aumentar el número de turistas chinos que visitan España.

El jefe del Gobierno elogia el compromiso de Xi Jinping con la gobernanza mundial y asegura que la apuesta de España por el multilateralismo para la resolución de los conflictos está en línea con la política del presidente chino.

Además, alaba el "liderazgo responsable" de China en asuntos como la no proliferación nuclear o la lucha contra el cambio climático.

De la misma forma, considera que las autoridades chinas están acertando al apostar por la transición a un nuevo modelo de crecimiento que dé más relevancia al consumo interno y los servicios.