Martes, 25 de Julio de 2017

EN CUBA

Entrevista a "Ensemble Lauda", herederos de la música antigua con raices españolas

Estimado lector, hace años vengo observando las actuaciones del grupo de música antigua ‘Ensemble Lauda’ en la comunidad galaico-hispana de Cuba, también en salas de concierto e iglesias habaneras donde en todo momento prevalece el amor de sus integrantes para con este tipo de música poco conocida en la isla. Para que no queden en el olvido y tengan un sitio en la palestra pública deseo sea conocido y reconocido no solo en la mayor de las Antillas sino en todo el mundo. 

Son talentosos jóvenes descendientes de españoles defensores de la música antigua en pleno siglo XXI, que cariñosamente reviven en cada interpretación a Martin de Códax y muchos otros, con el objetivo de continuar la música y canciones realizadas durante el camino a la Catedral compostelana, llegando a ser la pionera en las expresiones musicales de este tipo. 

El Códice Calixtino atesora repertorios musicales medievales interesantes y novedosos de la Edad Media europea.  Es probable que la catedral compostelana haya sido el escenario de la música polifónica acompañada por instrumentos de época, como la fídula, el arpa, el salterio y sobre todo el organistrum, instrumento medieval especialmente adecuado para la entonación de la música sacra en templos y monasterios. Las escrituras demuestran que en el interior catedralicio eran cantadas y tocado por peregrinos después de la fatiga para llegar a Compostela. El Códice Calixtino expresa: “Causa alegría y admiración contemplar los coros de peregrinos al pie del altar venerable de Santiago en perpetua vigilancia… Unos tocan cítaras, otros liras, tímpanos, flautas, caramillos, trompetas, arpas, violines, ruedas británicas o galas, otros cantando con cítaras, otros cantando con diversos instrumentos, pasan la noche en vela…”.

El propio Calixtino dice que hasta allí venían gentes de todas las latitudes: “pueblos bárbaros y los que habitan en todos los climas del orbe, a saber: los francos, los normandos,  escoceses,  irlandeses,  galos, teutones,  íberos, gascones, bávaros, navarros, vascos,  godos, los provenzales, los garascos, los loroneses, los gautos, los ingleses, los bretones, los de Cornualles, los flamencos, los frisones, los alóbroges, los italianos, los de Apulia, los poitevinos, los aquitanos, los griegos, los armenios, los dacios, los noruegos, los rusos, los joriantos, los nubios, los partos, los rumanos, los gálatas, los efesios, los medos, los toscanos, los corintios, los elamitas, los de Mesopotamia, los libios, los de Cirene, los de Panfilia, los de Cilicia, los judíos y las demás gentes de todas las lenguas, tribus y naciones vienen junto al Apóstol en caravana y falanges cumpliendo sus votos en acción de gracias”. Cada grupo en su propia lengua, acompañados por liras, cítaras, arpas, gaitas o zanfonas, alternando sus cantos en tono primero de alabanza y luego abiertamente festivo y solidario por haber alcanzado su objetivo, y hasta ejecutaban algunos pasos de danza, en corros que buscan la alegría y el calor humano, pero volviendo luego al ambiente de culto y alabanza cuando los canónigos retoman sus puestos en el coro pétreo del maestro Mateo para entonar los Maitines primero y después los Laudes, con esa magia espiritual que difunde el latín del canto gregoriano entre los muros románicos que asciende por las bóvedas y envuelve el espacio de oración.

En fin, la música es la herramienta universal de la cultura y el arte al expresar hondos sentimientos del espíritu humano, además es la transmisión idónea de ideas, de lenguas, danza y porque no de oración y del encuentro con Dios, e incluso de la trascendencia del espíritu más allá de doctrinas y credos, por lo que el Camino de Santiago, como viaje para el cuerpo y para el espíritu, encuentra en la música, tanto la popular como la culta, una vía de transmisión insuperable para el sentimiento peregrino.

A pesar de kilómetros de distancia, influencias musicales latinas y norteamericanas, el grupo de músicos de ‘Ensemble Lauda’ dirigido por el Sr. Henry Vidal complace y divulga este tipo de música ancestral en extremo desconocida en el llamado nuevo mundo.  

20170318_153832

Cumpliendo con el deber de comunicador social realicé esta interesante entrevista a Henry Vidal, alma, corazón y vida de ‘Ensemble Lauda’.

Este grupo que diriges lo he visto en varias actuaciones tanto en la comunidad gallega e hispana en general como también en iglesias y otras casas culturales habaneras. ¿Quién descubrió y trajo a nuestra Comunidad española de La Habana?

Diría que fue un encuentro mutuo entre la Sra. Marina García, presidenta de la Sociedad ‘Hijos del Partido de Lalin’ y yo; una necesidad de nuestras almas artísticas y emocionales coincidieran. Es quien nos ha apoyado en cuanto hemos hecho. Además de vincularnos a la comunidad hispana de la isla de Cuba, también a la academia a través de la cátedra gallega Xosé Neira Vilas que preside la Sra. Arantxa Fernández Crespo. ‘Ensemble Lauda’ defiende como ninguna otra agrupación en Cuba, ya sea música antigua o no. El patrimonio poético y musical galaico-portugués como lo son las cantigas en todos sus géneros, además de otras músicas peninsulares, valiéndonos de los estudios filológicos, de la organología y de criterios historicistas en la medida de lo posible.

¿Cuándo fue fundada esta agrupación?

Esta pregunta me trae recuerdos de diferentes etapas en la que me hallé interpretando música antigua, el primer concierto ofrecido, precisamente en la parroquia del Salvador del Mundo fue un seis de agosto del 2010, quizá este sería el punto de partida; sin embargo, fue un proceso de aprendizaje que me llevó a descubrir la música medieval. En 2012 adquiero mi primera vielle medieval, una reproducción de inicios del siglo XV, del lutier norteamericano John Pringle y esto me hace adquirir conciencia del trabajo que estaba realizando, a pesar de que ofrecimos algunos conciertos, no es hasta finales de 2014 cuando queda oficialmente fundada la agrupación con una presentación en la capilla del hogar para el adulto mayor nombrado Santovenia, regentado por la orden de las ‘Hermanitas de los ancianos desamparados’ en La Habana, Cuba. 

¿Cuál fue el objetivo de su fundación?

En Cuba no teníamos intérpretes de música medieval, no existía una agrupación que se especializara en este período. El objetivo principal fue y es unir un grupo de artistas con la sensibilidad y capacidad emocional para rescatar y difundir el patrimonio musical de la edad media en Europa a pesar de las dificultades y la lógica lejanía de las fuentes.

¿Cuántos músicos lo integran? ¿Son graduados de escuelas de artes? 

‘Ensemble Lauda’ tiene un formato variado y trabajamos según el repertorio a abordar. Actualmente somos cinco músicos y un actor, pero en plantilla es un formato de ocho. Se nos dificulta encontrar cantantes por las exigencias del estilo vocal de este repertorio, casi siempre tenemos estas plantillas abiertas a cualquier interesado(a). Solo tenemos una egresada del Instituto Superior de Artes (ISA) y los demás estudiantes del ISA.

Conozco que varios grupos de música antigua han sido creados en Cuba. ¿Tiene ‘Ensemble Lauda’ los mismos parámetros musicales o son diferentes al ejecutar las ancestrales partituras de música antigua galaica?

Exacto, es Cuba también un faro importante en el estudio del patrimonio musical hispanoamericano, también en la interpretación históricamente informada, y de ello tenemos como referente al Conjunto de Música Antigua ‘Ars Longa’, con más de veinte años de quehacer artístico, para muchos referentes, además de organizadores de las temporadas temáticas de música antigua y el ‘Festival Esteban Salas’ que cuenta con gran prestigio.

‘Ensemble Lauda’ parte de una concepción diferente, aunque interpretar música con criterio historicista es práctica común para todos. Una gran diferencia de estas agrupaciones es en cuanto a repertorio, aunque ya se ha abordado el período medieval en Cuba por otras agrupaciones, me atrevo a decir que es ‘Ensemble Lauda’ el referente interpretativo en nuestro país de la música medieval. Desde la concepción artística, contamos con un juglar interpretado por Jordanis Guzmán Rodríguez, va ser la persona que conduce al público durante el concierto o presentación e ilustra a través de la palabra y el gesto. No solo conforma nuestro repertorio la música gallega, de la que poco nos llega, pero es sin embargo un importante repertorio el cuál interpretamos con reproducciones de instrumentos medievales gallegos documentados en los pórticos y fachadas de las catedrales y en las ménsulas del Palacio de Gelmírez, es este un trabajo que defendemos con el mayor rigor posible y es el mismo nuestro proyecto discográfico dedicado a las Cantigas de Santuario de los trovadores gallegos. 

¿Podías describir cada instrumento que magistralmente conocen y ejecutan tus músicos incluyendo los que tú haces sonar con total virtuosismo? 

Muchas gracias. Creo sería prolijo mencionarlos todos, incluso describirlos siendo la nomenclatura de los mismos tan polémica. Cada uno de estos instrumentos tiene detrás un riguroso trabajo investigativo y documentado en fuentes iconográficas y escultóricas de los siglos XII y XIII. Primeramente, tenemos algunos del Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela; también se trabaja en la reproducción de varios instrumentos musicales que se hayan esculpidos en el salón de banquetes del palacio de Gelmírez, de los cuales tenemos de momento una viola grande o giga y una cítola, magníficamente sonoras. También tenemos reproducciones de las cantigas de Santa María como la guitarra medieval bellamente tallada, una guitarra morisca o laúd de mástil largo, tenemos una cítola conocida también como guitarra latina que era uno de los instrumentos favoritos de los juglares, los mismos interpretados por la Srta. Gabriela Carballo. De los instrumentos de arco que son mi especialidad y también documentados en las cantigas de Santa María menciono el rebab o rabel con tapa parte madera y parte piel y la viola que va ser en la edad media el instrumento favorito. De vientos las flautas dulces, no son precisamente instrumentos medievales pero su uso se ha extendido, recién hemos incorporado gracias al lutier neozelandés Yuri Terenyi una flauta de tres agujeros con tamboril muy usado durante el medioevo en toda clase de ambiente, y la flauta doble, exquisita en sonoridad, utilizada en la agrupación por Claudia Almanza. En cuanto a las percusiones, también estas se hayan documentadas, atabal (tambor medieval) adufe (pandero cuadrado) cántaras, entre otros, interpretados por el Sr. Reinaldo Ponce. Me gustaría añadir que estos instrumentos fueron donados por lutieres de Europa y América conformando la colección que he llamado Sonidos Extintos. Los mismos están puesto a la total disposición de los músicos que integran la agrupación y cumplen además una función práctica, una didáctica; la agrupación ofrece anualmente un evento en Cuba, ‘Habana Medieval’ donde además de conciertos y conferencias, ofrecemos exposiciones de nuestros instrumentos. Por último, como decía anteriormente, comentar que seguimos trabajando en el rescate de otros instrumentos silenciados por el tiempo y en el enriquecimiento sonoro de la agrupación, además de la donación de los lutieres extranjeros. En Cuba incentivamos la reciente construcción de estos instrumentos apoyados por el proyecto de lutieres –Guayabos-.

20170527_151450

En mis viajes a España, específicamente a Santiago de Compostela he disfrutado las interpretaciones de muchos músicos que como ustedes interpretan música galaica antigua y sacra, pero ustedes dan un toque distintivo que les personaliza ¿Es cierto? 

Sí, estoy seguro, con todo el respeto y admiración que siento por estos intérpretes gallegos de música antigua, ‘Ensemble Lauda’ va tener pinceladas distintivas, quizá sea la sensibilidad por la añoranza de Galicia de la cuál algunos de los integrantes somos orgullosamente descendientes y por otra parte la pasión y el ritmo que heredamos de nuestra patria, fruto del mestizaje.

Gracias amigo Henry. Deseo de todo corazón sigan cosechando éxitos y algún día, por qué no, poder verles en un teatro o en el mismísimo ‘Pórtico de la gloria’ de la Catedral de Santiago de Compostela, donde reposan los restos de nuestro Apóstol Santiago, patrón de España. 

A usted doy las gracias por los buenos deseos querido amigo Felipe, y es para nosotros un sueño poder llevar nuestra música a los ámbitos de concierto de Galicia, así como a las ermitas que inspiraron a los trovadores en las hermosísimas cantigas y al propio salón sinodal del Palacio de Gelmírez.