Martes, 25 de Septiembre de 2018

ÉXODO DE VENEZOLANOS

Acnur considera refugiados a los venezolanos emigrantes y pide su protección

Ante el alto indice de migración de venezolanos debido a la crisis política, económica y social, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) instó a los estados receptores a permitir el acceso a su territorio y que continúen adoptando medidas adecuadas para la protección de estas personas.

En una nota de orientación sobre el flujo de venezolanos, publicada por la Acnur, señala que de acuerdo a la Convención sobre el Estatu de Refugiados y la Declaración de Cartagena, el organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) está preparado para colaborar con los países que reciban a los venezolanos, con el fin de brindar protección internacional.

“Estos acuerdos están guiados por el principio de que brindar protección internacional es un acto humanitario y no político. Brindar protección internacional es consistente con el espíritu de solidaridad internacional”, dice el documento.

Entre los mecanismos que señala la Acnur que deben garantizar los países a los ciudadanos de Venezuela, destacan la expedición y accesibilidad a un documento oficial que les permita estar legales en el territorio; acceso a los derechos básicos como atención medica, educación, unidad familiar, derecho al trabajo, entre otros; y garantía de no retorno, es decir, que no sean deportados, expulsados o forzados a regresar a Venezuela, esto en base al derecho internacional de los refugiados y el derecho de los derechos humanos.

Por otra parte, el organismo de la ONU insta a los Estados a permitir los procedimientos para la solicitud de asilo, de acuerdo al ordenamiento juridico de cada país, pero tomando en consideración la situación especial de los venezolanos.

“Ante la gran variedad de información disponible sobre la situación en Venezuela, el Acnur considera que las circunstancias generales que conducen a la salida de ciudadanos venezolanos podrían estar contempladas en el espíritu de la Declaración de Cartagena, resultando en una presunción refutable de las necesidades de protección internacional“, declara el organismo.