Viernes, 20 de Octubre de 2017

EL CENTRO GALLEGO ACOGE UNA MUESTRA QUE SERÁ ITINERANTE

Los gallegos de Cataluña piden las Letras Galegas para el poeta emigrante Manuel Rodríguez

Un momento del homenaje a Manuel Rodríguez, en el Centro Gallego de Barcelona.
Un momento del homenaje a Manuel Rodríguez, en el Centro Gallego de Barcelona.

Este pasado sábado 11 de octubre, las instalaciones del Centro Gallego de Barcelona acogieron un acto de homenaje y la inauguración de una exposición que repasa la vida y obra de quien fue el poeta y cronista de la comunidad gallega en Cataluña durante los años 70 y 80: el emigrante gallego Manuel Rodríguez López. La cita cultural se convirtió en un emotivo acto, ya que el homenajeado era un personaje muy popular entre los gallegos de la Ciudad Condal, especialmente entre los socios del Centro Gallego, donde fue socio y directivo encargado de hacer las crónicas delos  actos y fiestas de las entidades gallegas.

El acto quiso dar a conocer la vida y obra de Manuel Rodríguez López, en el que se pretende que sea el pistoletazo de salida para  reclamar que el conocido entre la colectividad como “poeta, obrero, emigrante” sea reconocido como protagonista  de las Letras Gallegas.

En esta tarea están implicados los directivos de Galicia Digital, y cuentan con el apoyo de la Xunta de Galicia, la Diputación de Lugo, el Ayuntamiento de Lugo, el Ayuntamiento de Paradela, y la Real Academia Gallega, así como de muchas figuras de la cultura en Galicia.

El salón de actos del Centro Gallego estaba totalmente abarrotado. El presidente de la entidad, Manoel Carrete, quiso agradecer la presencia del público y de invitados llegados desde Galicia. A continuación, Julio Tiza, fue el encargado de dar a conocer la exposición, que será itinerante, así como los méritos literarios del homenajeado.

A continuación, el cantautor gallego, Alfredo González Vilela, amigo personal del poeta y compañero de trabajo durante un tiempo, interpretó una cantiga compuesta por él y con la letra del poema  “La emigrante” de Manuel Rodríguez, que dedicó a su viuda Irene , presente en el acto. Un poema lleno de sentimiento y defensa del feminismo gallego y la loa de la mujer gallega en la emigración.

Los hijos de Manuel Rodríguez, Enrique y Santiago, también asistieron al acto. Santiago fue el encargado de tomar la palabra en nombre de la familia para agradecer la asistencia tan numerosa “de tantos amigos como mi padre tenía en el Centro Gallego y en otros”.  También dijo una hermosas palabras el amigo personal y poeta gallego, Xosé Lois García, que destacó la buena voluntad que tenía su amigo al servicio de la comunidad para hacer llegar las noticias de esta emigración a la prensa gallega.

Como cierre final del acto, tomó la palabra el Secretario Xeral de Política Lingüística de la Xunta, Valentín García Gómez, quien destacó “la importancia que tuvo para nuestra lengua la obra de Manuel Rodríguez” y aprovechó para animar a los asistentes a “leer y disfrutar de sus poemas y cuentos que tienen las raíces en lo más profundo nuestra tierra”.

Antes de dar fin el acto y pasar a tomar un aperitivo gallego, de nuevo el cantautor Alfredo González Vilela, interpretó una  cantiga de ciego, sobre un  poema de Manuel Rodríguez, que narra la historia de Lugo como ciudad fortificada allá por el año 460 de nuestra era, y en la que ya se avistaba el nacimiento de una nación unida y consolidada.

Entre los invitados se encontraban Xavier Cortés Morrós, rResponsable de Relaciones con las  Cases Regionals;  Xosé Carlos García González,  presidente de Junta Gallega; Domingo Balboa Amor, presidente de la Federación de Entidades Gallegas en Cataluña; Manuel Rodríguez Julián, directivo del Centro Gallego de Cornellá “Rosalía de Castro”, así como presidentes y directivos de muchas otras entidades, amigos y familiares del autor.