Martes, 16 de Enero de 2018

PARTICIPACIÓN RECORD

Las solicitudes de voto rogado, dobla en las catalanas, a los comicios de 2015

El voto rogado, fallido y cuestionado desde su implantación en 2011, podría experimentar en los comicios del próximo jueves un incremento sin precedentes, a la vista de las peticiones que desde el exterior ha contabilizado la Junta Electoral Central, tras contabilizar las peticiones del Instituto Nacional de Estadística.

Cifras que ponen de manifiesto la movilización independentista en el exterior, como explica el hecho de que en la última cita con las urnas, en 2015, se aceptaran 21.771 solicitudes de voto de catalanes residentes en el extranjero, y en esta 38.000, casi el doble. Si nos fuéramos a las elecciones de 2012, la diferencia sería entonces más acusada: los votos rogados fueron 17.614.

¿Podría el voto emigrante decidir el gobierno catalán?

No es fácil que esto ocurra, pero no es la primera ni podría no se la última vez que el voto exterior cambia una mayoría de gobierno. El precedente habría que buscarlo en Asturias, donde en 2012,el PSOE consiguió un diputado más que Foro en la circunscripción occidental, lo que con le dio la gobernabilidad del Principado.