Lunes, 20 de Agosto de 2018

EN LA POSTGUERRA

Mañanes alude a la necesidad de recuperar la memoria de las mujeres cántabras represaliadas

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, presenta el libro "Que permanezcan en nuestro recuerdo"
El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, presenta el libro "Que permanezcan en nuestro recuerdo"

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha subrayado la necesidad de recuperar la memoria de las mujeres cántabras que sufrieron la represión en la posguerra, en la presentación del libro de la historiadora Maria José Lanzagorta titulado 'Que permanezcan en nuestra memoria', donde se recoge la historia de las que fueron represaliadas en nuestra región desde 1937 hasta 1948. El acto se ha celebrado en la Biblioteca Central de Cantabria.

En su intervención ha destacado que este tipo de estudios son además de necesarios, una "exigencia" que apela no sólo a las instituciones, sino a toda la ciudadanía. En su opinión, debemos ser conscientes de que tenemos una deuda con aquellos que sufrieron los rigores de la represión, pero esa deuda es "aún más sangrante con las mujeres, doblemente discriminadas por su género y sus ideas", ha remarcado.

Ha recordado que el Gobierno de Cantabria hizo en enero del año pasado un acto de homenaje y recuerdo a las víctimas de la represión franquista con el descubrimiento de una placa en el vestíbulo de esta biblioteca y archivo, conocido también de Tabacalera, que fue prisión central del franquismo y donde se produjo el mayor número de fallecimientos por diversas enfermedades.

Ley de Memoria Histórica de Cantabria

Por otro lado, Mañanes ha afirmado que su departamento está ultimando la redacción del proyecto de Ley de Memoria Histórica y Democrática de Cantabria, con el objetivo de "reconocer y dignificar" a los miles de cántabros y cántabras víctimas de la Guerra Civil y el franquismo cuya memoria "no ha sido aún reparada, tal como exigen los familiares de las víctimas, las asociaciones memorialistas y el conjunto de la sociedad democrática de Cantabria".

Abundando más en este tema, el consejero de Cultura ha hecho una descripción de los campos de concentración y penales ubicado en Cantabria durante aquel periodo y ha destacado, entre otros, las Escuelas Públicas 'Ramón Pelayo' en el calle Alta, Santander, una prisión para mujeres donde estuvo recluida Matilde Zapata (viuda de Luciano Malumbres), director del periódico 'La Región', asesinado por dos falangistas, y la de Santurrarán en Motriko, Vizcaya, donde fueron internadas centenares de mujeres cántabras.

Por último, ha mostrado su confianza en que con la publicación de este libro "los nombres de esas miles de mujeres que murieron o sufrieron por sus ideas entren a formar parte con el peso y la importancia que se merecen, en el relato de nuestra historia".

Más dura la posguerra que la contienda

Por su parte, la autora María José Lanzagorta ha explicado que miles de mujeres sufrieron la violencia por parte de las fuerzas del nuevo régimen y la Falange fue el brazo ejecutor que represalió a mujeres que "no habían cometido más delito que estar dentro de un régimen que era legal en su momento", ha enfatizado.

La historiadora ha afirmado que después de escribir este libro, ha podido descubrir que fue "mucho peor" la posguerra que la propia Guerra Civil. "Las cárceles estaban repletas de mujeres, alguna de ellas analfabetas o dedicadas al campo, que no entendían de vencedores y vencidos, pero que a través de su paso por la prisión supieron lo que era la miseria, la tortura, la humillación, el hambre y todo tipo de penurias", ha señalado.