Imprimir

Cuba: la escritora gallega Adela Varela presentó "El chico de Mercaderes"

La Región Internacional | 04 de noviembre de 2019

La nobel escritora Adela Varela Lamigueiro, nacida en una aldea de As Pontes de García Rodríguez en 1984, presentó en La Habana su primera novela, "El chico de Mercaderes" 

Presentar un libro para cualquier escritor es grato y reconfortante a la vez, pues fueron días, meses quizás años pensando cuándo llegará este grandioso día. La nobel escritora, nacida en una aldea de As Pontes de García Rodríguez, A Coruña, Galicia, España en 1984, siente doblemente feliz al ser ésta su primera novela, "El chico de Mercaderes". Por supuesto presentarlo en un sitio tan adorado por ella como es La Habana en sus 500 años de fundada. 

Yo que días antes tuve el privilegio de leerlo gracias al amigo ‘Pepe’ García Cabarcos, presidente de la asociación A Golada e As Pontes de García Rodríguez de La Habana, quien naciera en la misma aldea que la escritora y fuera condiscípulo de su padre lo recomienda, y yo también, al ser una historia que pudiera haber escenificado cualquier emigrante español en La Habana u otro país.

Impactó sobremanera un párrafo de este maravilloso libro y cito: ‘Nadie deja su país para siempre por heroicidad, aventura o valentía, sino porque se ha dado cuenta de que es la única manera de sobrevivir’–fin de la cita. Muy cierto… ser emigrante como se dice en la Cuba de hoy, yo diría de siempre <<es la última carta de la baraja>>.

Cuba-libro-web

Estos diez y ocho capítulos nos lleva de la mano por el triste camino de la emigración, que en ocasiones torna desesperante y triste como es el caso de esta familia de manera especial el que ella nombra ‘El chico de Mercaderes’ –señalo que Mercaderes es una calle de la Habana Vieja, que aún a pesar del tiempo mantiene este mismo nombre–

Con gran profesionalidad comienza esta historia desde que parten de A Coruña, Galicia en el barco Órbita, llegada a La Habana, empleos de la madre y Manuel Ferreira, ‘El chico de Mercaderes’ en el incipiente Hotel Nacional de Cuba y los estudios de su hermana. Destaca con lujo de detalles la triste experiencia que al ‘Chico de Mercaderes’ tocó vivir al tener que marchar de la mayor de las Antillas, volver a España vivir como recluta la guerra civil y terminar como marino en el gran trasatlántico Normandie y recibir la noticia de la muerte de su madre en Nueva York.Cierra con broche de oro esta novela cuando ya viejo y cansado el Manuel recuerda las palabras de su madre cuando dijera: ‘Hay otros mares y detrás otros que no conocía, aunque a veces no los queramos ver o nos asuste enfrentarnos a sus tempestades’ 

Destaco que en esa época que tocó vivir a esta reducida familia fueron fundándose muchas asociaciones hispanas en lo general y galaicas en lo particular, muchas de ellas a pesar de los pesares con más de un siglo de fructífera existencia y haber transitado por disimiles situaciones desde lo político hasta lo económico.

Solo dos son presididas por gallegos de nacimiento. Ellas son: la sociedad de Beneficencia Naturales de Galicia, primera de las fundadas fuera de tierras gallegas en 1871, y A Golada e As Pontes de García Rodríguez, presidida por el gran amigo José García Cabarcos ‘Pepe’.

La mayoría por el paso del tiempo fueron traspasadas a los descendientes. Son 36 asociaciones miembros de la Agrupación de Sociedades Municipales y Parroquiales de Galicia en La Habana. También existe una Federación de Sociedades Gallegas de Cuba y una Federación de Sociedades Españolas.

Cuba-libro-1-web

No quisiera terminar este trabajo y el deber de comunicador social me obliga hacer unas cuantas preguntas al actual presidente de A Golada e As Pontes de García Rodríguez, quien fuera el motor impulsor de esta presentación de la genial novela ‘El chico de Mercaderes’.

Felipe: ¿Qué sintió al dejar la tierra que vio nacer? ¿Cuántos años lleva residiendo en la capital cubana?

José: Con 13 años emigrar a La Habana fue lo más fantástico que pudo haberme sucedido. Pero la morriña nunca abandona mi corazón al recordar la tierra donde nací. Llevo residiendo en esta maravillosa isla, 66 años.

Felipe: ¿Qué sientes cuando visitas el terruño amado?

José: Aunque han pasado muchas décadas y ya no conoces a los actuales pobladores de As Pontes de García Rodríguez, siempre tengo el deseo de volver a ver los lugares que conocí de niño. 

Felipe: ¿Qué piensas del relevo generacional que obligatoriamente hay que tener para que sigan funcionando las asociaciones gallegas?  

José: Como presidente de esta asociación llevo 20 años. Hemos creado una organización dentro de la junta directiva que funciona con vista a que el relevo esté asegurado

Felipe: ¿Los jóvenes de hoy tienen el mismo espíritu de ustedes para continuar la obra realizada por su anterior generación?

José: La asistencia de los jóvenes a reuniones o actividades es muy difícil. Solo dentro de los cuerpos de baile se logra algo con los interesados por el folklore no solo gallego sino español y cubano. Las reuniones en estos tiempos no agradan a los jóvenes. 

Felipe: ¿Estás satisfecho por el desarrollo y feliz término de la presentación de la novela de una joven paisana vuestra y que vinieran junto a ella su madre y padre? 

José: Como español nacido en As Pontes de García Rodríguez, Galicia, estoy feliz que la presentación, la charla tenida por la escritora con los más de una veintena de presidentes de asociaciones gallegas fundadas en La Habana e invitados, la gala artística donde pudimos escuchar de la voz de la autora de la canción representativa de la Agrupación de Sociedades Municipales y Parroquiales de Galicia en La Habana y las danzas de la compañía ‘Alas’ puedo catalogar de exitosa esta tarde sabatina. Solo resta agradecer la presencia a todos en especial a la nobel escritora Adela Varela, a su padre y madre. Además, al colaborador de Carta de España, La Región Internacional y Cova Céltiga, quien como siempre está presente en todo tipo de actividad de la Colonia Hispana de Cuba, y quien a solicitud de la escritora intercambió su libro ‘Gallegos de Cuba de dos o más generaciones’ con "El chico de Mercaderes". 

Con estas sentidas respuestas termino este trabajo periodístico e histórico en la capital cubana, que el 16 de noviembre 2019 cumple 500 años de fundada. 

Felipe Cid

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/en-el-mundo/cuba-escritora-gallega-adela-varela-presento-libro-chico-mercaderes/20191104111042262492.html


© 2019 La Región Internacional