Imprimir

Conferencia del gaitero Carlos Núñez en la Embajada de España en Buenos Aires

María González Rouco | 12 de febrero de 2020

Convocado por CCEBA, AECID, Cooperación Española y la Embajada de España en Argentina, el gaitero español Carlos Núñez brindó una conferencia muy interesante, en la que prodigó generosamente su saber acerca de historia, tradiciones e instrumentos

Convocado por CCEBA, AECID, Cooperación Española y la Embajada de España en Argentina, el gaitero español Carlos Núñez brindó una conferencia muy interesante, en la que prodigó generosamente su saber acerca de historia, tradiciones e instrumentos.

A la misma, que tuvo lugar en la Embajada, asistieron el Consejero de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social Don José Castro Navas; el de Agricultura, Don Arnaldo Cabello Navarro; presidentes y ex presidentes de centros españoles, la funcionaria Lic. Maria Amelia Alonso con su hijo músico Ezequiel, Doña Concepción Pericet y artistas de la colectividad.

Dio la bienvenida el Consejero de Cultura, Luis Marina, quien se refirió a las coincidencias entre Núñez y el Embajador Javier Sandomingo Núñez: ambos son gallegos, y ambos son Embajadores, aunque en distintos aspectos. Dio la palabra al anfitrión, quien señaló que además de ser gallegos y Embajadores, tienen en común el apellido; "en una de esas, somos primos también, primos muy distantes porque uno es de Lugo y el otro de La Coruña, son distancias que aquí parecen pequeñas pero allí son enormes los domingos a la hora del futbol". Le agradeció que dedicara tiempo a presentarse en la institución y se refirió al concierto del domingo 16, del que hablaron hace tiempo y está próximo a concretarse. Espera que no sea el último que dé en tan magno escenario.

El gaitero comenzó su charla destacando la importancia de la tradición, y refirió como la vive él, siendo hijo de gallego y madrileña. Habló de los vieneses, que asocian el celtismo al peregrinaje, del imaginario de cada lugar, y del concierto en el Colón como el sueño de generaciones.

Afirmó que en la Argentina advierte un enorme esfuerzo por conservar el legado celta, y mencionó al respecto a la Reina de la Gaita, Carina Fragoso (a la izquierda, de la Sociedad Parroquial de Vedra, en la foto junto a Carlos Portilla, del Centro Asturiano de Buenos Aires y Josefina Moragues, del Centro Asturiano de Santa Fe).

Carina Fragoso - Carlos Portilla - Josefina Moragues web

Recordó el concierto realizado con los instrumentos del Pórtico de la Gloria, sito en la Catedral de Santiago de Compostela, en el que se observan veinticuatro ancianos interpretando música que hoy tiene un milenio, mientras que la música sinfónica tiene trescientos años.

Asombró al auditorio señalando que los artesanos esculpían piedra y madera, por lo cual es probable que los mismos escultores fueran músicos.

Presentó entonces al luthier Esteban Pérez Esquivel, hijo del Premio Nobel de la Paz, y nieto de un gallego de Combarro. Para su sorpresa, el luthier le obsequió una cítola, que recibió muy emocionado.

Con pesar comentó que España está despoblándose, ya que se verifica una demotanasia causada por la falta de medidas gubernamentales para evitarla, y porque "no mola" ser rural, como en Estados Unidos, Uruguay o Argentina. Habló de España como el lugar en que se encuentran las lenguas celtas mas antiguas del mundo; el celtismo no como raza sino como sistema de comunicación todavía vigente, por ejemplo, en la agricultura.

Señaló en el mapa una diagonal imaginaria, en la que se interpreta la gaita, a diferencia del resto, en el que se interpreta guitarra. El Atlántico y el Mediterráneo. Habló de la llegada de la gaita a Escocia y a Brasil, de su poder para deleitar a los indígenas, de los Beatles, del Chango Spasiuk, de Ricardo Mollo... Su conocimiento es vastísimo. Tan vasto que incluye el estudio de composiciones celtas de Beethoven, algunas de las cuales estrenará en el Colón.

María González Rouco con Carlos Núñez web

Luego de la charla, accedió siempre con una sonrisa a posar para innumerables fotos, dialogó con los presentes, y compartió un exquisito catering - en el que se destacó muy especialmente el jamón crudo servido por Enrique Tomás -, degustado en el esplendido jardín de la embajada.

Jamón Enrique Tomás web

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/en-el-mundo/carlos-nunez/20200212113949263734.html


© 2020 La Región Internacional