sábado, 30 de mayo de 2020

DOCUMENTAL: DESTINO EMIGRANTE

“Queríamos dar voz a los jóvenes emigrantes”

documental-portada
documental-portada

Alba Casilda y Ana C. Callejo son dos jóvenes periodistas que, un día, quisieron poner voz a los jóvenes emigrantes. Movidas por la situación actual y conscientes del alto número de jóvenes que dejaban España en busca de nuevas oportunidades laborales, no dudaron en rodar un documental que les sirvió como trabajo de fin de grado de sus estudios de Comunicación Audiovisual.

Cartel documental 'Destino emigrante'

¿Cómo surgió la idea de este documental?
Las dos éramos estudiantes de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III y este documental sirvió como trabajo de fin de grado El tema surgió porque durante la carrera, en nuestro grupo de amigos, se hablaba de la emigración, de la falta de oportunidades en España, de qué sería de nosotros cuando termináramos la carrera... Por eso decidimos hacer una obra en la que se diera voz a la gente joven que tenía estas mismas inquietudes: jóvenes que aún estaban en España (el focus group) y jóvenes que ya se habían marchado (los emigrantes). 

Diego Valiño, emigrante en  Bedford

¿Qué o quién fue vuestra inspiración?
La inspiración vino de nuestros propios de amigos y compañeros de la universidad. Los jóvenes pensamos mucho en esta problemática y tenemos muchas cosas que decir al respecto, más allá de lo que digan los medios o el gobierno. El documental era una forma de recoger todas esas opiniones, ponerlas en común y realizar una visión del panorama de la juventud emigrante. Nosotras ubicamos este proyecto como un collage documental. La heterogeneidad de los dispositivos utilizados es palpable en el documental, en el que se puede apreciar la diferencia de calidad de las imágenes o los cambios de formato de un vídeo a otro (dado que cada uno de los jóvenes emigrantes se grabó con sus propios medios). Cada participante, cada imagen, cuenta su historia (con minúscula), es decir, su experiencia, pero sólo la unión y el diálogo entre todas ellas generan la Historia (con mayúscula) del documental. Además, gracias a que han sido los participantes los que se han grabado a sí mismos, el espectador tiene la oportunidad de ver con los ojos de los jóvenes cómo son las diferentes situaciones que viven en el extranjero.

Javier Jiménez, joven emigrante en Londres

¿Cómo entrasteis en contacto con los protagonistas?
Esta fue quizás la parte más difícil, pero también la más bonita. Contactamos con los jóvenes emigrantes a través de las redes sociales, ‘posteando’ en grupos de Facebook de españoles en el extranjero y mediante contactos con amigos o familiares en común. Después les pedimos que nos enviaran vídeos de su día a día y nos contaran su experiencia. Les pedíamos imágenes tanto de ellos hablando a cámara como imágenes de la ciudad en la que vivían para que en el documental se viera su entorno. Era un reto difícil y, de hecho, pensábamos que apenas respondería gente. Pero lo cierto es que lo hicieron. Gente totalmente desconocida para nosotras nos abrió su vida y nos mandó imágenes, confiando plenamente en nosotras. Una anécdota muy bonita fue la que vivimos con Maria Eugenia León, la compositora de la banda sonora del documental. Ella es una chica canaria que reside en Los Ángeles y trabaja como compositora allí. Vio nuestro anuncio en una página de Facebook y se ofreció a componernos la música de forma desinteresada. Trabajamos con ella a distancia, vía skype.

Focus group de jóvenes españoles

¿Dónde y cómo se rodó?
Nosotras rodamos en Madrid el focus group, las entrevistas y todas las imágenes de recurso que aparecen en el documental (bibliotecas, aeropuerto, manifestaciones, etc.). Las imágenes de los jóvenes que hablan desde fuera de España fueron grabadas por ellos mismos. Les dábamos un cuestionario con preguntas y algunas indicaciones de cosas que nos gustaría que grabaran y ellos nos enviaban los vídeos.

¿Con qué sensación os quedasteis al terminar el montaje?
Pues... Cuando terminas de montar se amontonan muchas sensaciones... Nos dio mucha pena dejar algunas imágenes fuera, que no aparecieron en el montaje final. Y por supuesto te asaltan mil dudas y empiezas a pensar en que podrías haberlo hecho de muchas otra manera… Pero nuestro objetivo, que era dar voz a los jóvenes y plasmar la situación de la juventud emigrante que vive nuestro país, estaba cumplido. 

Margary e Inés, jóvenes emigrantes en Noruega

¿Qué opináis de la emigración?
Evidentemente es terrible que haya muchos jóvenes que tengan que marcharse forzosamente de nuestro país. En "Destino emigrante" unos de los puntos que se tratan es precisamente la diferencia entre “tener que irse” y “querer irse”. No hemos querido caer en el dramatismo, en lo melancólico, pero tampoco negar que existe una realidad muy dura para muchos españoles. Hemos pretendido (dada nuestro formación de periodistas) plasmar la realidad sin entrar en valoraciones. Hemos dejado hablar a los protagonistas y hemos incluido las entrevistas a dos expertos para aportar el punto de profesionalidad.

Fotograma del documental

¿Habéis contado con ayuda para la realización de este documental?
No hemos contado con ningún tipo de financiación y hemos rodado con nuestras propias cámaras (que no son nada del otro mundo, para qué negarlo…). El montaje lo realizamos con nuestro editor y programa de edición audiovisual. La Universidad Carlos III sí nos ayudó en algunos aspectos. Por ejemplo, realizamos en su plató el focus group y nos proporcionó el equipo de iluminación para su grabación. También queremos destacar que hemos recibido una ayuda inmensa de toda la gente que ha querido aparecer en el documental de forma desinteresada, de la compositora y de nuestro compañero y amigo, Álvaro Domínguez, también estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual, que fue el operador de cámara del focus group.