jueves, 04 de junio de 2020

Íñigo Urkullu: "No defiendo que Euskadi vaya por libre en esta crisis sanitaria"

Fotografía cedida por el Gobierno Vasco.EFE/Irekia
Fotografía cedida por el Gobierno Vasco.EFE/Irekia
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que ni defiende ni ha defendido en ningún momento que Euskadi "vaya por libre en esta crisis" sanitaria desatada por la COVID-19, sino que apuesta por la colaboración y la cogobernanza.

Urkullu, en su turno de réplica en el debate que celebra la Diputación Permanente del Parlamento Vasco sobre la gestión de la pandemia, ha rechazado que su Gobierno no haya sido "leal" con lo establecido por el estado de alarma y ha insistido en que en todo momento lo que hace la Administración vasca es proponer medidas que luego tienen que ser aprobadas por el Ejecutivo español y no implantarlas unilateralmente.

Ha dicho que no se deben "confundir los significados" de los términos "proponer, acordar y decidir", porque, hasta ahora, a excepción del ámbito sanitario, el Gobierno Vasco nunca ha "adoptado en ningún ámbito decisión alguna" por su cuenta.

Urkullu ha reiterado que lo que ha hecho su Gobierno es hacer "propuestas" que luego ha adoptado el Gobierno español, por lo que no aceptaba "reproches" por supuestas decisiones "consumadas", como el regreso paulatino a las aulas de los alumnos de determinados niveles educativos.

Ha reiterado que los gobiernos español y vasco comparten un planteamiento de "lealtad", no exenta de cierta crítica por parte del autonómico por la forma en la que se ha gestionado el estado de alarma hasta ahora, sin atender a las demandas de cogobernanza planteadas por algunas comunidades.

"Creo en la coordinación, en la colaboración y en la codecisión entre el Gobierno Vasco y el español, y con el conjunto de las instituciones vascas, respetando el marco competencial de cada nivel institucional", ha dicho Urkullu, quien ha asegurado que su gobierno no ha "decretado un estado de alarma en Euskadi para apropiarse de competencias ni fondos que corresponden a diputaciones y ayuntamientos".

Sobre la desescalada, ha explicado que la idea del Gobierno Vasco es considerar al conjunto de la comunidad autónoma como "unidad de actuación, de convivencia y de movilidad".

Ha aclarado que, "lógicamente, si alguno de los territorios históricos no es capaz de avanzar al mismo ritmo" se tomará en consideración, pero con el planteamiento inicial de "unidad de acción". "Entramos juntos y queremos salir juntos, de manera gradual y por fases", ha sentenciado.

En el caso de que se pudiera producir un rebrote de la pandemia, las autoridades sanitarias vascas actuarían de manera "quirúrgica" en la zona "concreta", para que la afectación de las medidas solo se aplicasen al "foco de la infección; en este caso la unidad de acción será la de menor tamaño posible".