jueves, 04 de junio de 2020

ARANXTA TAPIA

“La gravedad económica requiere de un Gobierno con un plan basado en la experiencia y el rigor”

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha sido entrevistada hoy en el programa Boulevard Informativo de Radio Euskadi, donde ha repasado temas de actualidad.

Tapia ha analizado la situación económica y política que incide en la industria vasca en este momento, así como los principales retos de Euskadi a la hora de afrontar la situación generada por el Covid 19.

“Estamos en una situación crítica, la crisis económica será grande, en cuatro meses podemos perder lo que hemos conseguido en siete años. Ahora toca llevar nuestra industria, pasando por la digitalización, a un mundo en el que todo lo relacionado con el desarrollo sostenible va a tener más importancia. Debemos aprovechar nuestra experiencia con rigor, trabajo y eficiencia”.

“Todas las ayudas sirven para hacer frente a la situación actual, como plan de choque, pero hay que introducir otras medidas y no solo hacer frente a la supervivencia. Debemos mirar a los retos que la Industria vasca y sus sectores de servicios estaban afrontando antes de la crisis y volver ahí. Además de las ayudas para la supervivencia, habrá que introducir medidas que estimulen la demanda y el consumo, como los planes Renove”.

“Euskadi necesita elecciones cuanto antes. Hemos duplicado las ayudas hasta mil millones, estamos inmersos en análisis de presupuestos y la recaudación fiscal, pero todas estas medidas lo que requieren es un Gobierno fuerte y un Parlamento que legisle. Lo ideal sería tener a primeros de septiembre un Parlamento nuevo con plenas funciones para hacer frente a una crisis que no va a desaparecer de un momento a otro”.

Diversificar la cadena de proveedores, que no todos sean lejanos, será otro elemento clave a hacer frente y trabajar mercados más cercanos que aseguren nuestro tejido productivo.

La globalización exige atender mercados en el extranjero, pero también asegurar proveedores cercanos que permitan hacer frente a una crisis de movilidad de forma más eficiente.

Europa sale de esta situación a dos velocidades, y Euskadi con su PIB industrial, con su conocimiento, debe prepararse para para salir en el pelotón de cabeza, pero se hará con mucho esfuerzo y mucho trabajo.

“De esta crisis salimos dañados todos. Hemos tratado de que nuestra industria se mantenga activa para que salga más fácil, pero la automoción o la aeronáutica, que son sectores fuertes en Euskadi, se verán afectados”.