domingo, 20 de septiembre de 2020

La decisión de suspender actividades o cerrar sedes se ha generalizado en las euskal etxeak

Poco a poco se han ido cancelando actos y programas, y en este momento se ha prácticamente universalizado también en lo que a euskal etxeas y asociaciones vascas se refiere el cierre total de las actividades y de las puertas de los centros vascos en todo el mundo. En los últimos días y horas han sido constantes los avisos y notas que han llegado a nuestra redacción desde cualquier punto y país en este sentido, como medida necesaria para prevenir y combatir la pandemia del coronavirus.

Comenzando por la euskal etxea más antigua del mundo, el Laurak Bat de Buenos Aires, podemos decir que se han ido incorporando a estas mediddas de paro y cierre, la decana de las euskal etxeas de EEUU, Eusko Etxea de Nueva York, la Euskal Etxea de Chino, la Biblioteca Vasca de Reno, el Museo Vasco y Centro Cultural Vasco de Boise, todas ellas instituciones referenciales de la cultura vasca de Estados Unidos. Desde la London Basque Society-Euskal Elkartea comunican que no volverán a reunirse hasta que pase la crisis; otro tanto anuncia el Gure Txoko de Sídney, en Australia. O, así hace, en otro orden de cosas, el Mendiko Euskaldun Cluba de Gardnerville, en Nevada, en relación a su imponente Campeonato Anual de Mus, el de mayor proyección de todo Estados Unidos, que se disputaba este próximo sábado.

Y qué decir de la actividad de la Associazione Euskara de Roma, de los actos de la Euskal Etxea de París, de la Euskal Etxea de Burdeos y del concierto de Kalakan organizado por la Euskal Etxea de Bruselas. Otro tanto ha ocurrido con las actividades y sede de la Euskal Etxea Lagunt eta Maita de Pau, o con las de Barcelona, Madrid, Euskal Etxea de México y toda una retahila en Argentina y Uruguay (Saladillo, Mendoza, Cañuelas, Tandil, Macachin, La Plata, San Nicolás, Montevideo...). Hay que señalar asimismo que las escasas euskal etxeas o restaurantes de euskal etxeas que hoy no han cerrado, se prevé lo hagan en breve.

¿Hasta cuándo? Eso es sin duda tema para un nuevo artículo.