sábado, 02 de marzo de 2024

Los centros españoles ganan peso como 'lugares para mantener las tradiciones'

María de Diego, en el centro, en una reciente reunión con emigrantes.
La directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior de la Junta de Castilla y León, María de Diego, valoró el papel 'integrador' de las distintas asociaciones de emigrantes castellanoleoneses extendidas por todo el mundo, pero a la vez matizó los cambios que experimentan estos lugares al verse en la actualidad, según los especialistas en el tema como puntos de encuentro de los emigrantes con el objetivo de poner en contacto a los descendientes o como núcleos esenciales para preservar las tradiciones de las diferentes regiones. 'Los centros y las comunidades castellanoleonesas en el exterior son un vínculo importante para ayudar a los ciudadanos a integrarse en las nuevas sociedades de acogida', subrayó De Diego durante la inauguración del Congreso Internacional sobre 'El asociacionismo de la emigración española en el exterior: significación y vinculaciones', que se celebró en Zamora y que reunió a numerosos estudiosos del fenómeno de la emigración.

Apoyo

La directora general de Relaciones Institucionales también destacó que este tipo de centros 'como ya pasara en épocas anteriores, es una gran vía de apoyo para los ciudadanos que tienen que abandonar sus países de origen e integrarse en uno nuevo de acogida', aunque precisó que sus funciones 'han variado con respecto a décadas pasadas'.

Asimismo se expresaron los especialistas que intervinieron en la primera jornada del congreso, reconociendo el paso de una labor social y de atención de las primeras comunidades de emigrantes 'a otra más dirigida a mantener las tradiciones y ser lugar de encuentro de descendientes', precisó Alejandro Fernández, profesor de la Universidad Nacional de Luján, en Argentina.
'El centro asturiano de París es un lugar de encuentro alrededor de la cultura asturiana, entre asturianos, descendientes de asturianos, españoles y amigos de Asturias', así figura en su página web. De ahí que asociaciones de españoles como ésta definan de forma tan concreta sus objetivos, desapareciendo los de tipo asistencial.

Otro ejemplo es el Centro Riojano de Uruguay que nació en el año 2006 con objetivos como ' ofrecer un ámbito de encuentro de los riojanos residentes en Uruguay y sus descendientes.

El asociacionismo inmigrante español en perspectiva global, su especial incidencia en el cono sur de América, las prácticas asociativas de los inmigrantes en Brasil o la significación política de la emigración desde 1905 a la actualidad fueron algunos de los temas que se trataron durante la celebración del congreso.

Otras ponencias centraron su atención en caracterizar el asociacionismo español en Venezuela o en Cuba, gracias a los estudios de la invitada Dora Ávila de la Universidad Católica Andrés Bello, en Venezuela y al profesor Juan A. Blanco Rodríguez de la Universidad de Salamanca, respectivamente. Por otra parte, otras de las ponentes, Ana Fernández Asperilla hizo un recorrido sobre la historia del asociacionismo de la emigración española a Europa mientras, el coloquio sobre el 'Pasado y presente del asociacionismo español en la emigración exterior' sirvió como broche final del Congreso Internacional que reunió a más de un centenar de personas en Zamora.

Zamora: acogió encuentros sobre emigración

La elección de Zamora como sede del Congreso tiene que ver con las importantes reuniones científicas celebradas hasta la fecha en este sentido y la publicación de casi una veintena de trabajos relacionados con la temática del Congreso desde 1990 hasta hoy. Así en diciembre de 2005 se realizó el 'I Congreso sobre la Emigración Castellana y Leonesa', con el apoyo de la Diputación Provincial de Zamora y la Junta de Castilla y León, cuyas actas ya están publicadas.

Con posterioridad, la Junta de Castilla y León y otras entidades públicas y privadas convocaron, bajo la dirección científica del profesor Blanco Rodríguez, el 'Encuentro Internacional de las Comunidades Castellanas y Leonesas en la Emigración', celebrado en la UNED de Zamora en el año 2006. A las actividades anteriores se suman otras reuniones científicas como el 'II Congreso de Emigración e Inmigración en Castilla y León' en el año 2008.

Esta vinculación con el asociacionismo castellano y leonés se consolidó un año después, en diciembre, con el 'Encuentro de Asociaciones de la Emigración Castellanas y Leonesas' con la presencia de 32 asociaciones de países como Argentina, Chile, Cuba, Guatemala, Uruguay, Brasil, México y Bolivia, y de 76 asociaciones de distintas comunidades autónomas de España.