sábado, 28 de enero de 2023

CONTINUAN LOS PROBLEMAS SOCIALES QUE CONDUCEN A LAS HUELGAS

CONTINUAN LOS PROBLEMAS SOCIALES QUE CONDUCEN A LAS HUELGAS

El poder Político Estatal a puesto en marcha la maquina apisonadora de las nuevas reformas.
El Gobierno del Presidente Mariano Rajoy con estos temas tan espinosos quiere aportar soluciones rápidas para salir cuanto antes de la crisis.

CONTINUAN LOS PROBLEMAS SOCIALES QUE CONDUCEN A LAS HUELGAS

El poder Político Estatal a puesto en marcha la máquina apisonadora de las nuevas reformas.
El Gobierno del Presidente Mariano Rajoy con estos temas tan espinosos quiere aportar soluciones rápidas para salir cuanto antes de la crisis.
Los líderes sindicalistas se posicionan nuevamente en la primera línea de combate. Unos y otros afinan las armas preparándose nuevamente para el combate.
El Gobierno presentara y adoptara leyes y firmara decretos; desarmando de ese modo a los sindicatos con sus movilizaciones.
La clase trabajadora después de muchos días de huelgas y agotamiento económico, volverá a reincorporase a sus tareas laborales y a las preocupaciones mas inmediatas: Estas serán ver como solucionar (debido a la crisis económica) sus problemas económicos acorto y medio plazo que cada uno en su casa tiene: la escuela de los niños, y un largo etc. de gastos ligados al bienestar de la familia y de la casa. Con lo que conllevará a cientos de miles de hombres y mujeres a realizar trabajos inclusive mal remunerados para aportar los ingresos que les permita hacer frente a los problemas enumerados, dejando de un lado el tema de las movilizaciones y manifestaciones masivas que tanto caracterizaron en el pasado al pueblo Español; Debilitando cada vez mas a los sindicatos en sus convocatorias.
Los Políticos continúan con el cuento de nunca acabar, que si no hay dinero es porque cada vez la esperanza de vida es mas larga, o que hay bajas laborales que no se justifican entre otras cosas. ¡Por favor señores Gobernantes un poquitín mas de seriedad... Que no sean siempre los mismos en pagar el pato!.
Inclusive algún presidente de la Unión Europea, (como el de Francia) hablaba de restablecer un orden mundial para controlar ciertas derivas capitalistas estableciendo unas bases de control para evitar que se reproduzca nuevamente una crisis. La iniciativa parte de buenos principios morales. ¿Pero realmente existe la voluntad de aplicarlo..?. El capital en principio no tiene vocación para aceptar ningún tipo de reglas, siempre y cuando se trate de ganar dinero. Posiblemente gran parte del problema así como el de las soluciones se resuma en esta última frase.
Hoy actualmente las medianas y grandes empresas tienen un margen importante de maniobra, en los temas sociales, en el hacer y deshacer para el desarrollo de su cometido.
Un determinado margen es necesario para el progreso de la misma; Así como la del propio país. Pero también es necesaria una repartición más justa de la riqueza para que los trabajadores puedan disfrutar de ésta.
El poder político debe de ser el que ejerza un control sobre el capital y no el capital sobre el poder político como es actualmente el caso. Posiblemente de ese modo se solucionarían mejor los problemas evocados.
Los poderes Públicos nos están machacando diciendo y previniendo en las dificultades a medio y largo plazo para pagar las pensiones, mientras algunos directivos y sus cuadros dirigentes de ciertas empresas (bastante numerosas) les permiten y les aceptan notas de gastos astronómicas y encima les toleran coches de alta gama para el ejercicio de sus funciones, sin contar elevadas primas que se suman al resto etc. etc.
Mientras que al obrero desde hace años no les aumentan el salario, así como las degradación que vienen sufriendo la mayoría de las pensiones de jubilación.
Si el Estado controlase seriamente entre otras cosas, ésta, seguramente entrarían en las arcas del Estado muchos miles de millones de euros limitando considerablemente el déficit.
Podremos darle todas las vuelta que queramos al tema, pero una de las posibles soluciones para relanzar la economía en primer lugar, estaría en aumentar el sueldo de la masa salarial, para obtener el poder adquisitivo y relanzar el mercado de consumo. Apoyar y defender la producción de nuestros productos nacionales. La otra seria la fomentar las exportaciones. De ese modo se activaría una parte importante de la economía.
En segundo lugar, el Estado debería de ejercer un control sobre los dividendos que reparten las medianas y grandes empresas a sus accionistas y obligar a que una parte de estos medios sean destinados para que las empresas puedan dotarse de los medios más sofisticados en tecnología para la producción, con el fin que puedan ser competitivas dentro del mercado nacional e internacional.
Por último los diferentes estudios médicos apuntan a que estamos llegando a un límite estabilizado de la edad, por la calidad de vida. Y que es poco lo que se podrá ganar sobre la esperanza de vida.
No debemos olvidar que la aumentación de los años de cotización llevara consigo más riegos de accidentes laborales, reducción de la esperanza de vida y la aumentación de mortalidad. ¿Es este el objetivo?.

José Antonio Navarro Cerdà