Sábado, 21 de septiembre de 2019

Vox suaviza sus demandas y aleja la amenaza de elecciones en Madrid y Murcia

El presidente de Vox Santiago Abascal (2d) acompañado por el secretario general Javier Ortega Smith (d), el responsable del comité negociador Iván Espinosa de los Monteros (3i), el secretario general del partido en Murcia Salvador Pascual (i) y el negociador en Murcia Luis Gestoso (2i). EFE/Marcial Guillén
El presidente de Vox Santiago Abascal (2d) acompañado por el secretario general Javier Ortega Smith (d), el responsable del comité negociador Iván Espinosa de los Monteros (3i), el secretario general del partido en Murcia Salvador Pascual (i) y el negociador en Murcia Luis Gestoso (2i). EFE/Marcial Guillén

Después de semanas de bloqueo en las negociaciones, los dirigentes de Vox han aflojado la tensión y se ha mostrado convencidos de que es posible alcanzar un acuerdo para las investiduras en Madrid y Murcia, región en la que la formación de Santiago Abascal renuncia a cualquier cargo o representación para facilitar un acuerdo con Cs y PP.

Es de esa opinión el dirigente del partido de ultraderecha Iván Espinosa de los Monteros que piensa que si PP y Cs han dedicado cuatro semanas para lograr un acuerdo, ahora que Vox ha entrado en las conversaciones sería posible alcanzar un pacto a tres antes de ese tiempo.

"Nosotros estamos aquí para trabajar los días que haga falta", ha remarcado Espinosa tras reiterar que él es más optimista porque ahora Ciudadanos ya se ha sentado a hablar y el paso siguiente es buscar acuerdos mediante unas conversaciones que en el caso de Murcia están más avanzadas porque se empezó antes.

Cosa distinta, ha apuntado, es la forma en la que después se presentan los acuerdos, cuestión que considera "el último de los escollos", sobre todo porque -asegura- en Vox son "muy flexibles".

Si hay que hacerlo "de una manera que a los demás partidos suponga un menor desgaste, buscaremos una fórmula que sea satisfactoria para todos", ha manifestado.

En ese contexto, representantes de PP, Ciudadanos y Vox se han reunido, por tercera vez, en la Asamblea Regional de Murcia, para tratar de desbloquear la formación de Gobierno regional y conseguir un acuerdo que permita la investidura del "popular" Fernando López Miras.

Tras el encuentro, el portavoz del equipo negociador de Vox, Luis Gestoso, ha asegurado que su formación pasará a "ejercer de forma leal la oposición" y para ello renuncia "a cualquier cargo, prebenda o representación" con el fin de alcanzar un acuerdo de investidura.

Las tres formaciones se han emplazado a reunirse la próxima semana ya que consideran que se ha avanzado en las negociaciones en dicha comunidad.

Pese a este acercamiento, Ciudadanos afronta esta nueva etapa con el objetivo de convencer a Vox para que se sume al pacto ya suscrito con los populares, pero dejando claro que no va a retocar lo que ya está firmado.

Fuentes de la negociación apuntan a EFE que Cs no va a introducir ninguna medida a iniciativa de Vox y mucho menos se plantea cambiar nada que tenga que ver con el colectivo LGTBi o relacionado con la igualdad entre hombres y mujeres.

Cs confía en que Vox reconsidere su negativa a apoyar la investidura de López Miras sin pedir nada a cambio como ha hecho en Castilla y León, donde se abstuvieron sin contrapartidas, aunque allí su voto no era necesario para que saliera adelante el acuerdo de gobierno entre el PP y Cs.

Desde Cs creen que la formación de extrema derecha tendría muy difícil explicar a su electorado por qué hay que repetir las elecciones en la Región de Murcia si, como han dicho, comparten un 95 por ciento del acuerdo programático.

Entretanto, en Madrid el PP ha propuesto que los compromisos del acuerdo entre los tres partidos queden reflejados en el diario de sesiones de la Asamblea en lugar de firmar un programa de gobierno previo a la hipotética sesión de investidura como exige Vox y rechaza Ciudadanos.

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, considera "razonable" esa propuesta de la candidata del PP a la Presidencia, Isabel Díaz Ayuso, mientras que Vox no ha querido entrar a comentar esa oferta.

Pese a ello, fuentes de Vox consideran que el diálogo entre PP, Cs y Vox camina ya en "la buena dirección" porque acaba con los "cordones sanitarios" hacia el partido de extrema derecha y abren la vía a nuevas reuniones en los próximos días.