miércoles, 01 de diciembre de 2021

EL PRESIDENTE DE MELILLA PIDIÓ A LA UNIÓN EUROPEA LA ELABORACIÓN DE UNA POLÍTICA DE ESTADO EN COMÚN

Juan José Imbroda asegura que "No podemos seguir permitiendo que la valla sea un coladero"

IMBRODA
Juan José Imbroda, presidente del Gobierno de Melilla.

 El presidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, ha resaltado  las consecuencias negativas que tendría que la ciudad fuera un "coladero" de inmigrantes, por lo que ha criticado las voces que, desde la "lejanía", dicen "barbaridades" sobre esta cuestión sin tener un conocimiento real de la situación.

A preguntas de los periodistas, el mandatario melillense ha considerado que la intervención ayer en el Senado del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, supone un "espaldarazo" a lo que se ha venido defendiendo desde hace meses en materia migratoria.

Según Imbroda, en la lucha contra la inmigración ilegal solamente hay dos caminos posibles: dejar entrar o evitar que entren, tal y como se está tratando de hacer en la actualidad por parte de la Guardia Civil.

"Si lo que se quiere es que se dejen entrar, entonces sí que tenemos un verdadero problema para Melilla y para España", ha defendido el presidente autonómico.

Para Imbroda, es necesario conocer la realidad y analizar también las consecuencias "tan negativas" que podría tener para el "ser" de la ciudad que se dejara entrar a todo el que lo intentara.  "¿Para qué queremos entonces la valla?", se ha preguntado la primera autoridad de la Ciudad Autónoma.

Ha reiterado la necesidad de poner en práctica una política de Estado y una política "común" en el seno de la Unión Europea, que ayude a mejorar las condiciones en los países de los que proceden los inmigrantes.

En opinión de Imbroda, aunque es "muy difícil arreglarles la vida", máxime en un corto plazo, sí se puede mejorar e, incluso, llegar a "regularizar" a un número de personas que puedan acceder a Europa como inmigrantes "ordenadamente".

Por ello, ha puesto encima de la mesa la posibilidad de establecer un "cupo" para que "vengan con todas las bendiciones" y, además, se pueda tener conocimiento de quiénes son los que vienen o si tienen algún problema.  "Ahora no lo sabemos", ha remarcado Imbroda.