martes, 07 de diciembre de 2021

Juan José Imbroda apela a la españolidad de Melilla en su discurso del Día de la Comunidad

0_11188_1

Un año más, y ya van 517, la ciudad de Melilla ha celebrado su españolidad y de nuevo lo ha hecho con el respaldo de los ciudadanos, que anoche abarrotaron la Plaza de Armas para asistir a los actos institucionales. Muchos de esos melillenses acudieron también al homenaje a Pedro de Estopiñán, culminado con el himno nacional y con la entrega de una corona de flores que el presidente de la Ciudad, el delegado del Gobierno y el comandante general depositaron a los pies de su estatua.

Por segundo año consecutivo los actos para celebrar el Día de Melilla se trasladaron a la Plaza de Armas, homenaje a la españolidad que comenzó con el paso de revista a las tropas y el izado de la enseña nacional, así como las banderas de Melilla y Europa.

Tras ello los presentes, entre los que se encontraban una decena de delegados del Gobierno, presenciaron un extracto de la representación teatral de “Querida Melilla” y escucharon atentos la lectura de la redacción que este año se ha alzado con el certamen “¿Qué es Melilla para ti?”.

Acto seguido, y como es tradición, tomó la palabra el presidente de la Ciudad Autónoma. Un discurso que en esta ocasión arrancó destacando el concepto de cultura melillense, la idea de un pueblo integrador sin distinción de religiones o culturas.

Al hilo de esta singularidad recordaba Juan José Imbroda el Pacto por la Interculturalidad, aprobado para poner en valor el patrimonio inmaterial que es la tolerancia, el respeto o la convivencia.

Inmigración

En sus palabras también abordó otros asuntos, uno de los principales agradecer la labor que guardias civiles y policías nacionales realizan en la defensa de la frontera. De paso, recordó que es una frontera de la Unión Europea y, por tanto, es Europa quien debe tomar medidas. Sin olvidar, apuntó, que no se puede admitir la inmigración ilegal.

Sobre este capítulo adelantó Imbroda que la alcaldesa de la ciudad francesa de Calais ha contactado con Melilla para realizar una conferencia y defender el papel de ambas localidades como ciudades frontera europeas. También señaló que se ha formado una comisión técnica para estudiar la adaptación de la Ley de Inmigración a las nuevas necesidades.