miércoles, 01 de diciembre de 2021

Docentes piden al Ministerio que convoque 'al menos 180 plazas'

Un profesor examina a un grupo de alumnos.
La Junta de Personal Docente de Ceuta ha aprobado en su primera reunión tras las elecciones sindicales celebradas el pasado día 2 de diciembre exigir al Ministerio de Educación que convoque 'al menos' 180 plazas de maestros y profesores para la ciudad autónoma en la Oferta Pública de Empleo (OPE) de este año bajo el argumento de que 'no es justo que el colectivo de interinos de Ceuta y Melilla se vea privado de una manera absolutamente arbitraria y discriminatoria de un derecho adquirido en las mesas de negociación, por el hecho de que ambas ciudades carezcan de competencias en materia educativa'. A través de un comunicado de prensa, la Junta ha recordado que 'el excesivo volumen de empleo interino constituye un grave problema para el sistema educativo ceutí' y ha denunciado que 'la actual tasa de temporalidad, próxima al 30 por ciento, se aleja muy preocupantemente de los niveles estimados como óptimos, lo que repercute de manera directa en la calidad de la enseñanza'.

A raíz de un pacto sindical la LOE establece un sistema transitorio de acceso a la función pública docente, cuya finalidad es consolidar el empleo interino en un plazo de cinco años, que se extiende hasta este ejercicio. 'El cumplimiento de este objetivo sólo es posible adecuando las ofertas públicas de empleo a las demandas reales del sistema', ha explicado la Junta ceutí, en la que están representados CCOO, UGT, ANPE y CSI.F.

'Así se ha hecho desde 2007 hasta 2009, pero amparándose en la situación de crisis que sufre el país, el Ministerio, en el año 2010, redujo la oferta pública de empleo a cinco plazas, lo que equivale prácticamente a su supresión mientras que ninguna Comunidad Autónoma redujo su oferta pública de empleo de un modo tan drástico, lo que supuso el enésimo agravio comparativo del profesorado de Ceuta y Melilla respecto al del resto de territorios', denuncian los representantes del colectivo.

'Resulta desde todo punto de vista incongruente', concluye el comunicado, 'que el Ministerio establezca un sistema transitorio para consolidar empleo y que, paralelamente, decida no convocar plazas, máxime teniendo en cuenta que el argumento empleado por el Gobierno para justificar su decisión es  rotundamente falso: la reducción de la OPE el año pasado no supuso ahorro alguno, tal y como ha quedado demostrado en la práctica, pues las plazas que no se convocaron han sido cubiertas por interinos con un coste económico idéntico'.