martes, 25 de junio de 2024

'Pertenezco a dos tierras en las que cuento con familia y amigos'

Dora Pegito, en la sala de reuniones de la Asociación Parroquial de Vedra.
Hija de emigrantes, Dora Pegito nació en Buenos Aires en 1951 y, casi 20 años después, pudo pisar la tierra natal de sus padres, Vedra, A Coruña, donde conoció a su familia, con la que mantenía una constante correspondencia gracias a la cual pudo sentir como si los conociese de toda la vida y que en esos lugares ya había estado. Allí comenzó su noviazgo con el que más tarde se convertiría en marido, José María Fragoso, al que ya conocía de Buenos Aires, pero que Galicia los envolvió para darse cuenta de que su futuro era estar juntos y formar una familia. Fruto de esa unión nacieron sus tres hijos: Carina, Viviana y Sergio, a los que, desde pequeños, les enseñaron a amar las dos tierras: Galicia y Argentina.

¿Cómo fueron los comienzos de sus padres en la emigración?
Mis padres eran novios en Vedra, A Coruña y emigraron a Argentina, primero mi padre Genaro Pegito Lobato en 1947, y en 1948 mi madre Generosa Quintás Rey. Se casaron cuando ella llego al Hotel de Emigrantes, la estaba esperando en el puerto y fue un trámite tras otro: casamiento, radicación, documentos, todo en los primeros días. En 1951, cuando nací, mis padres trataban de forjarse un porvenir en las nuevas tierras, alquilaban una habitación, mi padre tenía un reparto de leche, puerta a puerta. Pero las ganas de salir adelante era la norma de todos los gallegos. La palabra trabajar esta presente todos los días. En l952, después de sufrir una enfermedad, fallece mi padre dos días antes de que yo cumpliera un año. Mi madre, tenia que decidir quedarse o volver a Galicia, Era un momento difícil y opto por continuar en Argentina.

¿Cómo transcurrió su infancia?
Crecí entre emigrantes, con sus historias y con sus vivencias. En mis oídos siempre estaban las charlas en gallego, me acostumbre a escuchar y compartir todos esos momentos, tanto que conocía la tierra de mis padres sin haber estado allí.

Actualmente es Presidenta de la Asociación Parroquial de Vedra, ¿cómo fueron sus inicios y cómo ha evolucionado?
Efectivamente. Toda mi vida siempre estuvo ligada a la Sociedad Parroquial de Vedra, por familia y por participar en todas las actividades de la institución desde hace más de 50 años. Pasé por diferentes puestos dentro de las comisiones, de jóvenes, damas, cultura, prensa, directiva y desde hace dos años presidente de la institución. Nombramiento de gran orgullo para mi. En 2010, la Sociedad cumplió su Centenario y este año el Conjunto de Danzas. Gaitas y Cantareiras, cumple 50. Tengo el orgullo de haber participado en los primeros años de su formación. Mi marido que comenzó al mismo tiempo, todavía esta participando en él. Nuestros tres hijos, también integraron el conjunto a lo largo de estos años. Por ejemplo Carina es la profesora de gaita y Sergio el percusionista del grupo.
O sea, mi vida siempre giró alrededor de Vedra, la de Galicia y de Buenos Aires. Siempre digo es como tener dos casas, recibimos a los amigos, a las autoridades. A todos por igual, brindándole lo que tenemos, Nuestra casa.

¿Cómo era la situación de la mujer en la emigración y cómo ha evolucionado?
La mujer en la emigración cambió mucho. Antes emigraban sabiendo que muy rara vez se podía volver, ahora se sabe que al año.... Esas mujeres cuidaban y educaban a sus hijos haciéndole querer las dos tierras.
Las mujeres, con los años, ocuparon nuevos espacios, gracias a la preparación que fue logrando. Aquellas mujeres emigrantes todas les pedían a sus hijos, que estudiasen, pues era la única manera de salir adelante, era la frase de todos los días. Ellas trabajaban a la par de los hombres para forjar un buen pasa a sus familias

¿Cómo definiría la calidad de vida en el país?
La calidad de vida en Argentina, tiene diferentes respuestas según el nivel económico de a quien se le pregunta, como en todas partes, pero en los últimos años vemos muchos problemas de vivienda, económicos, de seguridad, que entre todos dan inestabilidad en la vida de todos los días. Causa en muchos casos de querer emigrar, como hicieron nuestros padres para forjar una vida mejor. Ahí viene otro problema, pues quien sufrió una emigración, puede sufrir una segunda, porque en sus hijos se repite la misma historia.

¿Todavía existe emigración? ¿Qué aspectos destacaría de ella?
Emigración en este momento de Europa, no hay. Tenemos emigrantes de otros países, pero es diferente al emigrante gallego, porque los de aquellos años cuando viajaban sabían que por mucho tiempo no iban a volver a su tierra, o quizás nunca.
Muchos de los que emigraron sus primeros tiempos les resultaron difíciles. Pensaban en volver pero si lo hacían, ¿cuál era su destino en Galicia? Por ayudar a sus padres y hermanos se quedaron. Luego con los años formaron sus familias y eso los unió más a la tierra que les dio un espacio, en este caso Argentina. Pero nunca olvidaron sus raíces, la mayoría le enseñó a sus hijos a querer la tierra madre. No todos hicieron dinero, la mayoría trabajó para tener su casa. No todos están bien hoy económicamente, pero la mayoría está agradecida a Argentina.
En mi caso quería comentar algo que me pasa, siento que emigré, que deje una tierra, que puedo volver a ella, que tengo familia y amigos muy lejos, en este caso en Vedra, y todo eso por mantener siempre los vínculos con Galicia, es una sensación de pertenecer a los dos lados, tener unidas siempre Vedra- Galicia y Vedra-Argentina.

¿Cómo es su trato con la familia de Galicia?
Excelente. Tenemos comunicación permanente con familiares y amigos. Las nuevas tecnologías, las redes sociales ayudaron a toda esa nueva experiencia resulte de máximo nivel. Estamos al presente de todas las noticias, los diarios, la televisión, los e-mails..... todo forma una vida que nos permite ver, escribir y escuchar para comunicarse mejor. Estamos al día en las noticias. Ese es uno de los grandes cambios que se produjeron en los últimos años, que favoreció muchísimo al trato de las familias que están a tanta distancia viviendo.