miércoles, 27 de octubre de 2021

'Las empresas necesitan la fuerza laboral de las mujeres'

Eva María Andrades, jurista y asesora de la ong ADNB.
Hija de emigrantes, Eva María Andrades reside actualmente junto a su marido y su hijo en Berlín. En Alemania residió practicamente durante toda su vida, solamente regresó a España junto a sus hermanos y su madre durante tres años para posteriormente regresar a Alemania. Se considera alemana y aunque hace unos años pensó en asentarse en España, consideró muchos aspectos y decidió quedarse en Alemania ya que las posibilidades laborales y los lazos sociales eran más poderosos en su país natal. Jurista y asesora en una ONG, Eva María centra su trabajo en ayudar a personas que han sufrido discriminación, realizan un asesoramiento basado en el principio de la parcialidad.

¿Sigue emigrando mucha gente a Alemania en la actualidad?¿Cuáles fueron los años de más auge?
Mayoritariamente los que más emigran en la actualidad son gente joven, estudiantes españoles que vienen hoy a vivir a Berlin. Berlin parece estar de moda en España. Entre 1960 y 1973 emigraron 600.000 españoles. Hoy son unos 105.000 en Alemania.

¿Cuáles fueron los empleos o sectores que más acogieron a un mayor número de emigrantes? ¿A qué se dedicaron en concreto, mayoritariamente las mujeres?
No puedo hablar de la mayoría de emigrantes españoles, sólo puedo decir que en mi familia y en las familias españolas que nos rodearon, tanto hombres como mujeres, trabajaron en fábricas. Cerca de Colonia, donde vivíamos nosotros, hubo mucha industria de producción para coches. En general los extranjeros que llegaron en esos años a Alemania venían para trabajar en la industria alemana, que en esos tiempos estaba creciendo muy rápido y se necesitaban muchos trabajadores.

¿Cuál es el papel que ha jugado la mujer en Alemania, ha evolucionado con el paso de los años en lo que profesionalmente se refiere?
Como en muchos países europeos Alemania ha vivido una emancipación de las mujeres en las últimas décadas.Formalmente mujeres y hombres son iguales en derechos y gozan de las mismas libertades. Pero por algunos datos se puede observar, que las mujeres en la vida real no han llegado a una igualdad con el hombre. Por ejemplo estos días se está discutiendo mucho si necesitamos una cuota para conseguir que haya más mujeres en puesto de alta responsabilidad. Se ve, que las mujeres hoy en día están muy bien cualificadas, aún mejor que hombres, pero no llegan a los puestos importantes en las empresas. La industria lleva diez años diciendo que va incrementar el número de mujeres en las directivas, pero no ha sido así, y por eso pienso, que es necesario obligarlos con una cuota.

¿Están equiparados los sueldos en Alemania en lo que a hombres y mujeres se refiere?
No. Según estadísticas las mujeres ganan en promedio unos 23 por ciento menos que los hombres. Eso se debe mas que todo a que muchas mujeres trabajan media jornada, dejan de trabajar a favor de la familia, tienen menos puestos altos, y que los 'típicos trabajos de mujeres' como la educación, el cuidado etc. son peor pagados que los 'típicos trabajos de hombres' como la construcción por ejemplo.

¿Cómo ve el futuro de la mujer en Alemania?
Pues pienso que en los próximos años vamos a vivir un cambio en el mercado laboral. Se está viendo ya, que nos falta -y nos van a faltar mucho mas- personal especializado, si se quiere mantener la economía tan fuerte que tiene Alemania. Eso se debe al cambio demográfico: cada vez hay menos niños y más personas mayores. Las empresas van a necesitar la fuerza laboral de las mujeres mucho mas que en el pasado. Igualmente se está hablando de nuevo inmigración de personas especializadas, como por ejemplo de España.

Y su futuro, ¿dónde lo ubica?
Veo mi futuro en Berlin. Soy prácticamente Alemana. Nací aquí, y he vivido toda mi vida aquí, excepto los primeros tres años. Pero tengo una familia maravillosa en España, a parte de mi padre que volvió hace 5 años. Voy cada año y los disfruto mucho. Me siento también 'en casa' cuando estoy ahí.
Hubo un tiempo donde pensé 'volver' a España, pero al final vi mas posibilidades laborales y lazos sociales aquí. Lo que mas echo de menos es mi familia, pero también la buena vida de España. En muchos sentidos siento que se disfruta más la vida que aquí en Alemania. La gente son mas 'relax' y de una manera mas cariñosa. Y por supuesto echo de menos el sol, la comida y la playa de Chiclana de a Frontera de donde son mis padres.