miércoles, 27 de octubre de 2021

'La mujer es, en muchos casos, el eje en el que nos movemos'

Foto antigua de Mª Dolores Carrasco.
No ha perdido la alegría que tanto caracteriza a los andaluces, pero María Dolores Carrasco sabe que en Alemania no encuentra todo eso que tanto echa de menos de su país natal, 'el cielo azul, el aroma de las flores, el sabor de la fruta y la cocina mediterránea'. Han pasado ya más de cuatro décadas desde que, junto a su madre y una hermana, hicieron las maletas rumbo a Alemania para reunirse con su padre, campesino andaluz que años antes y dada la mala situación del campo en el sur de España partió con su contrato de trabajo bajo el brazo y con la idea de buscar un futuro mejor para los suyos. Podóloga de profesión, María Dolores combina su trabajo diario con otras actividades relacionadas con la mujer y el empleo. De este modo es responsable del comité de la mujer de la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en RFA y es miembro de la comisión 'Entorno profesional y de trabajo' de Gross-Gerau.

¿Cómo recuerda el cambio de país y los primeros años en Alemania?
Yo tenía solamente 10 años, pero recuerdo igualmente todo lo que dejé atrás al partir: mis amigos de la escuela, me gustaba la música, el teatro y el cine, ya que en el pueblo donde vivía en España teníamos un cine estupendo de verano y de invierno. Recuerdo de mis años de infancia como nos agrupábamos en pandillas y lo pasábamos en grande. Todo quedó atrás y en Alemania tuvimos un tiempo muy duro, fue un cambio muy radical. Por aquel entonces emigraba mucha gente, ya que el auge fue entre 1965 y 1980 y estábamos muchos en las mismas condiciones. Luego el flujo migratorio fué mucho menos intenso.

¿Cuáles fueron los empleos o sectores que acogieron a un mayor número de emigrantes?
Los emigrantes de entonces fueron contratados en las fábricas de coches o maquinarias, químicas, pinturas, fibras, tejidos o costuras. Las mujeres estaban mayormente empleadas en las naves de producción o limpieza.

Y ya en la actualidad, ¿cuál es el papel que juega la mujer en Alemania?
Aquí no se oye mucho hablar sobre la igualdad entre hombres y mujeres, esto se dá por hecho, aunque en lo que respecta al sueldo de la mujer ejerciendo lo mismo, sigue siendo inferior al del hombre. La chica alemana recibe una buena formación profesional que la sitúa en una buena posición social. ?sto ya estaba así hace 40 años cuando yo llegué a Alemania y hoy se sigue invirtiendo en una buena formación para todos. Creo que la evolución de la mujer en todos estos años se debe a su buena formación y a su actuación directa en todos los ámbitos laborales, sociales y culturales. En la actualidad hay más mujeres con puestos de responsabilidad que antes. También hay más cargos altos. Por primera vez en la historia tenemos a una canciller.

Mirando al futuro, ¿ve a la mujer emigrante en Alemania?
En lo que respecta a empleo pienso que la mujer seguirá desarrollándose eficaz y positivamente, porque la base de la igualdad esta bien trazada y para la sociedad puede ser ejemplo. En la educación y en la enseñanza no se trata explícitamente el papel de la mujer porque se enseña igualmente a todos. Actualmente se promueve una integración de los inmigrantes cosa que antes no se advertía. Alemania ha tardado varias décadas en reconocer que es un país de inmigración, hasta que se ha puesto manos a la obra y ha empezado a girar entorno al trabajo de integración y la promoción de emigrantes.

Y en su caso personal, ¿ve su futuro asentado en Alemania?
Yo en Alemania no me siento extraña por lo que no me planteo retornar a España. Si que tengo un estrecho vínculo con España pues tengo mi raíz española, tengo familiares, una lengua y amo España porque es muy hermosa.

Como responsable del Comité de la Mujer, ¿qué actividades realizan y en qué proyectos están inmersos?
Desde la Confederación de Asociaciones de Padres Españoles en la RFA reconocemos el papel tan importante que juega la mujer en la familia, en la transmisión de la lengua y cultura, en el apoyo a los jóvenes y en general en la sociedad. Hace décadas que la Confederación empezó el trabajo con mujeres para una real incorporación de la mujer en todos los ámbitos de la vida social y cultural. Su realidad es crear conciencia y ofrecemos seminarios que abarcan fines de semana completos. Los temas se elijen con arreglo a las necesidades de la mujer residente en el extranjero que giran en torno a la familia, trabajo, lengua y cultura de sus hijos, participación en asociaciones y violencia o maltrato. Creo que debemos dar mayor importancia a todos los temas relacionados con la mujer, porque ella es, en la mayoría de los casos, el eje en el que nos movemos.