domingo, 05 de febrero de 2023

SIMON MANLEY ABOGA PORQUE LA UE REVISE SU LEGISLACIÓN "PARA CONSEGUIR UNOS PRINCIPIOS DE LIBRE CIRCULACIÓN SOSTENIBLES"

El embajador británico en España niega que su país quiera cerrar las fronteras a los españoles

simon_manley
El embajador de Reino Unido en España, Simon Manley.

El embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, ha negado este viernes que se esté planteando o aplicando restricciones en el acceso de extranjeros a su país, aunque sí cree que la Unión Europea debería revisar su legislación para poder conseguir unos principios de libre circulación "sostenibles", ante el aumento de la inmigración en países como el propio Reino Unido.

"Tiene que haber un debate a nivel europeo sobre cómo podemos tener un sistema de libre circulación de personas y trabajadores sostenible", ha planteado recordando que el primer ministro británico, David Cameron, ya ha hablado en otras ocasiones de la necesidad de cambios y de la aplicación de condiciones.

Aun así, Manley ha querido explicar que no se trata de poner barreras en el acceso, sino de garantizar la protección del sistema de bienestar para los británicos. "No estamos en proceso de limitar el acceso de extranjeros a Reino Unido. Hay miles de españoles -por ejemplo- que trabajan en nuestra economía", ha dicho. "Estamos orgullosos de nuestro compromiso con nuestros trabajadores. Como dijo David Cameron el otro día, somos un gran país gracias a la inmigración, no a pesar de ella", ha remarcado.

Por ello, según ha explicado el embajador, Reino Unido apuesta por la libre circulación siempre y cuando sea "sostenible". "Tenemos que crear una legislación en Europa donde haya una libre circulación de trabajadores sostenible porque, la verdad, es que en algunas comunidades, en nuestro país y en otros países europeos, tenemos una presión sobre los servicios públicos, sobre los colegios o los hospitales, muy importante debido al nivel de inmigración que soportamos", ha lamentado para añadir que los británicos necesitan una educación de gran calidad para asegurar que sus jóvenes puedan tener un puesto de trabajo dentro se su sistema de bienestar.

Manley ha defendido que el problema de la inmigración no es una cuestión solo de Reino Unido. Ha invitado a mirar las conclusiones del Consejo Europeo del pasado mes de junio donde, según ha explicado, "se acordó que todos los Estados miembros deben ser capaces de proteger a sus ciudadanos, sus sistemas públicos y sus sistemas sociales frente al uso abusivo de la libre circulación". Ha recordado que otros Estados miembros ya lo están haciendo, como por ejemplo, Alemania.

Y es por eso por lo que ha destacado la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Justicia, sobre el caso de Alemania, que señala que los estados miembros pueden limitar el acceso a las ayudas sociales en algunos casos, en palabras de Manley.

En Reino Unido "hablamos de esto, no de la limitación en la entrada de gente. Somos un país abierto, muy abierto. Abierto al mundo, abierto a la inversión extranjera", ha dicho.

En la misma línea, el embajador ha vuelto a citar a Cameron con las siguientes palabras: "Puede que seamos una isla pero nunca hemos sido una nación insular. Nuestra apertura al mundo forma parte de nosotros, nos convierte en lo que somos".