jueves, 11 de agosto de 2022

La emigración con nombres y apellidos

Páginas centrales del libro sobre la emigración española de Ginebra.
'Las páginas excluidas de los libros de historia'. Así define Itziar Marañón Tejedor su libro '25 españoles en Suiza', una publicación editada por el Consejo de Residentes Españoles de Ginebra, gracias al programa 'Proyectos e investigación' de la Dirección General de Ciudadanía Española en el Exterior. La obra recoge las experiencias de 25 emigrantes que residen en la circunscripción consular de Ginebra, emigrantes o descendientes que ofrecen 'muchas respuestas de un pasado más presente que nunca', en palabras de la autora. Los momentos de dudas, la soledad, la ilusión de los hijos, la construcción de carreteras o la industria relojera suiza, los barracones y las iniciativas anti emigrantes de los 70 desfilan por las páginas de este libro que los responsables del CRE de Ginebra -Francisco Ruiz y José Vicente Fernández- quieren que sirva para que los miembros de la colectividad española puedan comprobar que 'es posible alcanzar' los objetivos con los que llegaron a Suiza y 'favorecer la integración' del colectivo.

La presentación oficial de este libro tendrá lugar el próximo 10 de septiembre y está prevista 'la asistencia de un importante responsable en materia de Emigración', señalaron las fuentes consultadas por este diario. La obra pretende ser el primer paso en un proceso de dignificación y recuperación de la memoria de los españoles en Suiza, por lo que desde el CRE se confía en que en el futuro se puedan editar nuevos libros que pongan nombres y apellidos a la emigración en este país.

Los protagonistas del libro son 25 ciudadanos españoles que han triunfado en Suiza y que ejercen cargos de responsabilidad en el ámbito político, de la administración, empresarial, sindical asociativo y cultural. El libro cuenta la biografía de cada uno deteniéndose de forma especial en su emigración y deja que expliquen las experiencias que han marcaado su vida en Suiza. También les realiza una pequeña encuesta. Ellos servirán de referencia para demostrar que se puede ser emigrante y triunfar en el país de acogida. Es el caso de Jerónimo Cañabate, cuatro veces campeón del mundo de Kick Boxing en las categorías de 57 y 59 kilos. Hoy regenta un gimnasio, pero su pasado deportivo le permitió conocer lugares como Tailandia, Estados Unidos o media Europa o a mitos de este deporte como Chuck Norris. ??He tenido suerte porque siempre he hecho lo que he querido'.

El ourensano José Cao reconoce que la emigración también conlleva sus aspectos negativos, 'cierta inseguridad en algunos momentos. Es algo fugaz pero que está ahí, como si tuviera que demostrar algo'. Este escritor y comercial señala que a los emigrantes les pasa 'como se dice de las mujeres, que cuando quieren llegar a un puesto de responsabilidad tienen que demostrar el doble que los hombres. A veces siento un poco lo mismo?.

No ponerse límites es uno de los puntos comunes de los 25 protagonistas de este libro, A los 22 años, José López Vargas, montó una escuela para dar la oportunidad a los emigrantes españoles que vivían en Monthey de estudiar. A través de estas clases gratuitas, que impartía al salir de trabajar como ingeniero, sus alumnos podían sacarse el título oficial de primaria, el Graduado Escolar o BUP. Desde 2007, se levanta cada mañana siendo el vicepresidente mundial de Operaciones de Nestlé. ??Creo que la emigración me ha aportado, sobre todo, la idea de que hay que ser tolerante y no pretender ir por la vida enseñando a los demás cómo pensar'.

Este aspecto social y humanista es común a todos. Como el caso de la burgalesa Pilar Ayuda, que explicó el inicio de su colaboración con la ATEES (la Asociación de Trabajadores Emigrantes Españoles en Suiza) recordando que ??hay quien no quiere ir a las estructuras porque considera que no sabe. Yo pienso: bueno, si no sé, ya aprenderé'. A través de la ATEES, los españoles lucharon para que los emigrantes entraran en las estructuras suizas y lograron abrir las puertas de la educación suiza a los descendientes.

Este espíritu indómito se encuentra también en Loly Bolay, la primera extranjera en presidir el Parlamento de uno de los 26 cantones de Suiza. 'La emigración hizo de éste, el país que es hoy en día?, asegura esta gallega que emigró con 17 años y empezó a trabajar en una farmacia. Hoy es un nombre clave de la escena política helvética. 'Cuando llegamos en los 60 la gente nos miraba con mucha prudencia por no decir más. Pero se mostró que nos podían tener confianza y, de hecho, que haya españoles en puestos tan importantes demuestra que nos hemos adaptado muy bien'.

A sus 38 años, María José García es el ejemplo perfecto de la segunda generación y de la mezcla de culturas española y helvética. Trabaja en un banco y dirige a un equipo multicultural de seis personas que están a cargo de unos 3.000 clientes. ??Para ciertas cosas soy completamente española: La manera de ver vida, lo que es la familia. Me abro fácilmente a la hora de hablar con la gente, con los clientes (...) pero en otros aspectos soy totalmente suiza'.

Protagonistas
Alicia Sánchez
Jefa del departamento de Antropología de la Universidad de Ginebra de 2007 a 2011, donde fundó su unidad de Antropología.

Nuria Gorrite
Es diputada en elcantón de Vaud desde 2006 y acaba de ser reelegida alcaldesa de Morges con el 61,2% de los votos en la primera vuelta.

Nando Melgar
Realizador, alma y padre de una veintena de proyectos cinematográficos; como ??Álbum de familia?, visión de la emigración en los sesenta.

Alexis Moreno
Los números de su empresa eléctrica hablan a su favor: 20 millones facturados al año, 14 personas en plantilla y otras 756 contratadas en 2010.