martes, 07 de diciembre de 2021

INSTITUTO CERVANTES

El presupuesto del Instituto Cervantes será de 115 millones de euros en 2016

DE-LA-CONCHA-CONGRESO
El director del Instituto, Víctor García de la Concha, ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados.

El Instituto Cervantes contará el próximo año con un presupuesto de 115,37 millones de euros, lo que supondrá un incremento del 0,4 % respecto a los 114,85 millones de 2015. Las transferencias del Estado a la institución pasarán de 54 a 65 millones de euros, un aumento del 20 %. Estos son algunos de los datos adelantados por el director del Instituto, Víctor García de la Concha, ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados.

En su comparecencia para exponer los presupuestos del Cervantes en 2016, García de la Concha ha anunciado que la institución obtendrá otros 50 millones por sus actividades propias, por lo que el porcentaje de autofinanciación será del 43,5 %. El organismo genera ingresos propios gracias -principalmente- a las actividades académicas que ofrece (cursos de español presenciales o por Internet, exámenes de español para no hispanohablantes, acreditación de centros de enseñanza…) y a las actividades culturales que organiza.

Las previsiones apuntan a un incremento de los ingresos por los exámenes que certifican el nivel de español: el diploma oficial DELE y el futuro SIELE que se pondrá en marcha a comienzos de 2016.

Los candidatos al diploma DELE han alcanzado la cifra récord de 69.300 en el último ejercicio (incluyendo la convocatoria específica DELE-Francia y el programa brasileño de becas “Ciencia sin fronteras”), pero se prevé que ese número crezca significativamente -así como los correspondientes ingresos- tras la entrada en vigor, el próximo mes de octubre, de dos leyes relacionadas con la obtención de la nacionalidad española: para los residentes extranjeros y para los sefardíes originarios de España.

Nacionalidad por residencia

Tanto la Ley del Registro de Civil (que establece el procedimiento para obtener la nacionalidad por residencia en España) como la llamada “ley de los sefardíes” encomiendan al Instituto Cervantes el diseño y la administración de las dos pruebas que se exigirán, en ambos casos, para que los aspirantes acrediten su especial vinculación con España.

El Instituto Cervantes realizará dos tipos de pruebas a ambos colectivos: la de nivel de español y la de conocimientos de la Constitución y de la realidad sociocultural de España (CCSE).

Para la primera -conocimiento de la lengua española- se exigirá a los aspirantes la obtención del DELE, al menos en el nivel A2. De ahí el previsto aumento de las matrículas para el diploma oficial de español que otorga el Instituto Cervantes en nombre del Ministerio español de Educación y Cultura, y que tiene validez indefinida y reconocimiento internacional.

Para la segunda prueba (CCSE), el Instituto Cervantes está creando un examen específico en el que los aspirantes deberán contestar 25 de las 250 preguntas de respuesta cerrada (tipo test). Habrá 10 convocatorias al año y el precio será de 85 euros.

SIELE y AVE Global

Otro gran reto para 2016, y que también supondrá ingresos económicos aún por cuantificar- será el SIELE, el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española. Se trata de un nuevo certificado electrónico de español, dirigido tanto a estudiantes extranjeros como a hablantes nativos, que se obtendrá por Internet de forma rápida y que tendrá una validez de dos años.

El SIELE es una iniciativa hispano-mexicana del Instituto Cervantes, la Universidad de Salamanca y la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), con la colaboración tecnológica y comercial de Telefónica y abierta a la integración de instituciones docentes de todo el mundo hispanohablante.

También se contempla un aumento en las matrículas para estudiar español, principalmente a través de la plataforma virtual AVE (Aula Virtual de Español), en la que se dieron de alta el año pasado más de 72.700 alumnos. La plataforma, que ha pasado a denominarse AVE Global, ha actualizado todos sus materiales digitales y los ha adecuado para su utilización en dispositivos móviles.

Cervantes y el Quijote

En cuanto a la promoción de la cultura, Miguel de Cervantes y el Quijote seguirán siendo protagonistas. Si en 2015 el Instituto está dedicando múltiples actividades al cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de la inmortal novela, 2016 cederá el testigo a los 400 años de la muerte del manco de Lepanto. Para ello ha diseñado una línea estratégica titulada “La cara B de Cervantes” que se centrará en la totalidad de su obra.

García de la Concha ha adelantado algunos proyectos culturales, como la exposición “Quijotes por el mundo” (actualmente abierta en la sede en Madrid y que podría viajar a Puerto Rico en primavera coincidiendo con el VII Congreso Internacional de la Lengua Española), la muestra de cómic e ilustración “Miguel EN Cervantes”, y otras dos de fotografía con imágenes de Navia y sobre la búsqueda de los huesos del autor. Habrá también múltiples actividades de cine, literatura, ciencia o teatro que orbitarán en torno al Quijote y al autor más universal de las letras españolas.