sábado, 29 de enero de 2022

LOS TRES PAÍSES CON MAYOR NÚMERO DE SOLICITUDES FUERON EN LOS ÚLTIMOS AÑOS VENEZUELA, REINO UNIDO Y SUIZA

La Xunta apoyó 315 proyectos empresariales de gallegas y gallegos retornados en 2021

  O secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, acompañado da secretaria xeral da Igualdade, Susana López Abella, coñeceo proxecto dunha retornada emprendedora que puxo en marcha unha iniciativa para potenciar perfís femininos no sector tecnolóxico.
Emigración prácticamente dobló la cuantía inicial de las ayudas, que era de 800.000 euros

La Secretaría Xeral da Emigración apoyó a un total de 315 emprendedoras y emprendedores retornados tanto con Ayudas al Retorno Emprendedor para la puesta en marcha de nuevos proyectos como a través de apoyos económicos para paliar los problemas generados por la covid en 2021.

En total, la Secretaría Xeral da Emigración destinó un millón y medio de euros para las iniciativas emprendedoras presentadas por 146 gallegas y gallegos del exterior que decidieron retornar a Galicia el año pasado y poner en marcha su negocio.  También  para 169 retornadas y retornados beneficiarios de anteriores convocatorias al emprendimiento que solicitaron la línea de ayudas para paliar los problemas causados por la pandemia.

De este modo, el departamento autonómico prácticamente dobló la cuantía inicial de las ayudas, que era de 800.000 euros, con dos ampliaciones de crédito para apoyar a todas y todos cuantos presentaron solicitudes. 

Los tres países con mayor número de solicitudes de ayudas presentadas fueron, en los últimos años, Venezuela, Reino Unido y Suiza. 

Estos apoyos económicos forman parte de las acciones específicas de la Estrategia Galicia Retorna que puso en marcha la Secretaría Xeral da Emigración en 2018 y que se prorrogó por mor de la covid-19 a lo largo del presente 2021.   

Esta línea de subvenciones tiene como fin favorecer el retorno a nuestra comunidad autónoma de los gallegos y gallegas residentes en el exterior de forma que puedan fijar su residencia e integrarse social y laboralmente en la sociedad, realizando en ella sus actividades empresariales y profesionales, favoreciendo así el desarrollo del tejido empresarial de Galicia.  

Las ayudas son de 5.000 euros, aumentables en 1.000 si la beneficiaria es mujer y otros 2.000 si se ponen en marcha en un ayuntamiento rural.