sábado, 15 de junio de 2024

La vida de Rosendo Salvado, el misionero gallego que luchó por los derechos de los aborígenes australianos, llega a la pequeña pantalla

Foto de archivo: En la imagen Fray Rosendo Salvado.
Foto de archivo: En la imagen Fray Rosendo Salvado.

Este otoño, la fascinante vida y obra de Fray Rosendo Salvado, un misionero benedictino de Tui del siglo XIX,  que defendió con uñas y dientes la dignidad y derechos de los aborígenes australianos, será llevada a la pequeña pantalla a través de la serie "Rosendo Salvado: Aventura y Misión de un Gallego en Australia". El documental de la Televisión de Galicia (TVG) está dirigida por el periodista Valentín Carrera. El rodaje comenzará la próxima semana en Tui y continuará en julio en Perth, en la Australia Occidental.

Fray Rosendo Salvado, nacido en Tui en 1814, fue un hombre con cualidades del Renacimiento: fundador y abad perpetuo de la misión de Nueva Nurcia, fue un gran viajero, músico, escritor, emprendedor, teólogo, humanista, precursor de la homeopatía y botánico. Su vida es tan apasionante como desconocida, y compite con la de grandes exploradores de los siglos XVIII y XIX como Cook, Darwin, Humboldt o Livingstone, a quien conoció en una escala en Sudáfrica.

El joven Rosendo estudió en el monasterio de San Martiño Pinario, en Santiago, donde destacó enseguida por sus dotes para la música y donde pronunció sus votos en 1834, tras lo cual fue destinado al monasterio asturiano de San Juan de Corias. La  desamortización de Mendizábal y el cierre del convento - hoy un Parador Nacional -  le llevó a dirigirse a Italia, al monasterio de Trinità della Cava, donde fue ordenado presbítero y donde, poco más tarde y en compañía de otro monje español, José Benito Serra, solicitaría un destino como misionero.

"Fue un avanzado defensor de los derechos humanos, que anticipó la globalización y la defensa de los derechos aborígenes. Esta sólida apuesta de Televisión de Galicia salda una deuda pendiente en el patrimonio audiovisual gallego y pone en valor el legado de un humanista polifacético", explica su director. 

Misión de la Nueva Nursia
Misión de la Nueva Nursia

El rodaje se desarrollará en la  misión que fundó Salvado, para lo que el equipo se desplazará el próximo mes de julio a Perth y Fremantle, a donde el misionero llegó en 1845, tras 113 días de penosa navegación.

Después de aquel primer viaje, Rosendo Salvado cruzó diez veces más los mares que separan Europa y Australia “navegó más millas que el capitán Cook, con quien comparte la pasión por la Terra Australis”,  llevando y trayendo descubrimientos, hallazgos, música, cultura, botánica, y nuevas sensibilidades", precisa Carrera. 

La entrega de Fray Rosendo a su misión civilizadora fue absoluta, no codiciaba posesión ni título alguno. Cuentan las crónicas que la reina Isabel II le ofreció el obispado de Lugo, ofrecimiento que rechazó porque no ambicionaba rentas sino salvar almas. Tampoco aceptó ser obispo de Puerto Victoria, con el que quisieron apartarlo de su misión y de sus viajes a Europa, que aprovechó para defender la humanidad y derechos de los nativos.

También lo hizo ante los estudiosos de la Royal Society, que las mismas crónicas aseguran que sostuvo,  que eran perfectamente capaces de adaptarse a la cultura occidental y que, en su propio medio, eran mucho más sabios que los europeos. Además, tenían una enorme habilidad para lo que  hoy se llama, en psicología, lectura de mente, la capacidad para representarse el pensamiento de la persona que se tiene delante gracias a las neuronas espejo.