Viernes, 21 de febrero de 2020

LAS MOVILIZACIONES SEGUIRÁN HASTA LOGRAR EL OBJETIVO DE DEROGAR LA LEY 35/2006

Los retornados de Ourense piden que actúe al nuevo Gobierno

Tras unas un parón invernal, los retornados retomaron de nuevo las protestas contra la Ley 35/2006. Los jardines Padre Feijóo fueron testigos una vez más de la visibilización de la lucha del colectivo, encabezado por la plataforma de emigrantes retornados de Ourense, hasta las dependencias de Hacienda en Concordia con un claro grito: "Non somos defraudadores, fomos emigrantes", clamando contra una normativa "desigual".

La constitución del nuevo Ejecutivo, tras un tiempo de inestabilidad, trae "esperanza" entre los retornados, que esperan que se pongan "a traballar". "Xa se falou de nós, ahora queda que o novo Goberno faga algo porque non podemos continuar así", apunta Luis Quintas, presidente de la plataforma. Pese a ello, teme todo lo ofrecido quede en "nada". Para la campaña electoral a las elecciones gallegas, quieren poner su situación sobre la mesa: "Teñen ante eles a ocasión de tratar o noso problema, que afecta a moitos galegos", comenta Quintas.

El resto de damnificados se mantiene alerta ante las medidas que pueda tomar el Gobierno, marcada como una condición para lograr el apoyo del diputado del BNG, Néstor Rego: "Mentres non teñamos unha resolución positiva, seguiremos saíndo a rúa", explica Laura Capas. Esta emigrante retornada cree que los políticos de hoy tendrían que haber vivido lo pasaron muchos emigrantes en los años 60: "Naquela época non se preocuparon por nós e agora chámannos a contas porque interesan os ingresos", comenta Capas.

Desde las movilizaciones se mantienen a la expectativa de cómo serán tratados a partir de ahora: "Temos a esperanza, polo menos sabemos que son conscientes do que está a pasar e quédanos que fagan algo", apunta Modesto Camoeiras, uno de los afectados. Pese a que sus reivindicaciones han llegado al Congreso, María González considera que "xa as coñecían" y que no se hizo "nada": "En Madrid xa sabían o que nos pasa pero era mellor non facer caso e seguir levando os nosos cartos", afirma. Ellos seguirán hasta lograr el objetivo, derogar la Ley 35/2006.