lunes, 10 de agosto de 2020

El rebrote de Beariz importado desde México suma ya cuatro casos positivos

Los brotes también han llegado a la provincia de Ourense y por uno de los flancos que se sabían más débiles, el de la emigración retornada por vacaciones. En Beariz y Avión, tanto los sanitarios como los alcaldes llevaban semanas pidiendo calma y cuarentenas voluntarias a los que regresan en estas fechas de México, donde residen centenares de personas con raíces en esos municipios de la provincia. Por ahí justo ha llegado el primer golpe de esta segunda oleada de coronavirus. 


Detectado por casualidad


Una joven de 25 años, que había regresado una semana antes de México junto a sus abuelos,  dio positivo en la tarde del miércoles, al someterse a una PCR antes de someterse a una operación por otra patología, por la cual sigue hospitalizada. Fue, en realidad, una casualidad, según las fuentes consultadas. De no haberse dado esta situación, la transmisión podría haber sido mayor.

La residencia de mayores del pueblo se blinda y vuelve a prohibir las visitas y las salidas al exterior de usuarios

No tenía síntomas de covid-19, pero dio positivo. Eso encendió todas las alarmas y activó el protocolo para rastrear sus contactos. Los primeros, dos miembros de su familia, con los que había viajado desde el país azteca, y que dieron positivo el jueves, y que se encuentran en seguimiento domiciliario. 


Síntomas leves


Son tres casos importados, al llegar de otro país, a los que suma otro contagio en el pueblo, el cuarto caso del brote, que se detectó en la mañana de ayer, y que está también aislado en su casa recuperándose. Estas tres personas que están en casa presentan sintomatología leve. 

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) informaba ayer de que se estaba ampliando el círculo de contactos para limitar el riesgo de nuevas infecciones, tomando "as medidas preventivas indicadas nos protocolos aplicables nesta situación". 


Pruebas en espera


El Sergas estaba realizando pruebas a los contactos que se iban identificando, que son un círculo amplio, ya que los positivos, aunque no se movieron demasiados los días previas, sí que estuvieron en contacto con gente del pueblo.

Este brote activó también el protocolo en la única residencia  de mayores de Beariz, de la Fundación San Rosendo, que ya restringió desde la mañana de ayer las visitas al centro y las salidas al exterior de los residentes. 


Amenazas en el entorno


La situación en la provincia es de  5 casos activos, cuando hace apenas dos días quedaba tan solo un paciente contagiado. A esto se suma el positivo de un vigués ingresado en el Álvaro Cunqueiro que ingresó en la UCI con neumonía grave y que compartió siete horas de viaje con viajeros ourensanos en la línea de autobús Madrid-Vigo. 

Otro de los retos que también amenazan la buena situación epidemiológica que tiene la provincia es la situación al otro lado de la Raia. Y es que la incidencia del virus en Portugal está creciendo, con hasta 17 brotes localizados en municipios de la región Norte del país luso. 


Aluvión de llamadas en el centro de salud de Beariz


Preocupación e intranquiliad. Son las dos palabras que definen las sensaciones en el pueblo. El centro de salud, cuyo médico, Xosé Dobarro, llevaba semanas pidiendo "cuarentenas voluntarias" para los que llegasen de América, recibió ayer muchas llamadas de vecinos alertados por las noticias , algunos de los cuales afirmaron tener contacto con estas personas. Desde el centro de salud de Beariz han estado en colaboración durante los últimos días con el servicio de Epidemioloxía y durante el día de ayer estuvieron en coordinación junto a la información que los vecinos iban facilitando para ampliar el círculo de contactos.

 Ahora, la situación es de mayor precaución por la avalancha de personas que llegan de México, un país que está en plena ola de la pandemia, con cerca de un millar de fallecidos diarios y más de 300.000 casos diagnosticados. Sin embargo, la concienciación es alta, y solo ayer llamaron al centro de salud 9 personas avisando de la llegada al pueblo el lunes, para pedir la prueba.

Actualmente, se están realizando pruebas masivas en los laboratorios privados de muchos de los que llegan de México, después de que el médico Dobarro ofreciese  todos la prescripción médica. 


Cuarentena voluntaria, la petición mayoritaria a los que regresan de América


La Xunta de Galicia no plantea de momento tomar medidas en la zona de Beariz similares a las que se tomó en la comarca lucense de A Mariña por los brotes. El pueblo de Beariz, donde residen  970 habitantes durante el año pero que puede multiplicar por cuatro su población en verano se enfrenta también a la situación de tener que ir a las urnas este domingo. 

Los casos que han sido diagnosticados con positivo no podrán votar, según informó la Consellería de Sanidade, algo que sí podrán realizar los que estén en cuarentena. El centro de salud de Beariz ha recomendado "cuarentena voluntaria" a los que lleguen desde México, una medida que llevan semanas recomendando a todos los vecinos que regresen desde el país azteca. 


Compromiso


A principios de julio ya eran 30 familias llegadas de México las que habían contactado con el equipo sanitario del pueblo para conocer las instrucciones a seguir una cifra que se ha ido considerablemente con el paso de los días y que irá en aumento. Solo el lunes se espera la visita de nueve personas recién llegadas más. 
Según piden desde el centro de salud, cada persona debe comunicar su llegada para que los profesionales puedan estar en "alerta de aparición de síntomas compatibles con la infección de covid-19". 

La medida más efectiva y que piden con más ahínco es la "cuarentena voluntaria", ya que no tiene herramientas legales para imponerla en ningún momento. Todo esto acompañados de medidas como el distanciamiento y el uso de mascarillas. 


Súplicas


Pese a que los vecinos y autoridades sostienen que el comportamiento ha sido muy bueno por parte de la gente procedente de México, algunos vecinos compartían en los últimos días publicaciones en las redes sociales en las que llamaban la atención sobre algunas actitudes. 

El centro de salud ha pedido desde hace semanas contención, que la mayoría cumple, aunque algunos vecinos no lo ven así 

"¿Puede la gente que viene de otros países tener un poco de consideración y hacer la cuarentena voluntaria y no pasearse el día que llegan como si estuviesen por su casa?", se preguntaba una vecina hace tres días, en una publicación que compartía también el propio alcalde de la localidad, Manuel Prado.