Domingo, 05 de abril de 2020

25º ANIVERSARIO DEL CENTRO GALEGO ‘A NOSATERRA' DE ZUG, Y EN EL 35º DE LA ASOCIACIÓN ‘AS XEITOSIÑAS'

Miranda participa en los aniversarios de las comunidades gallegas de Zug y Zürich

Imagen de la celebración del 25º aniversario del Centro Galego ‘A Nosa Terra' de Zug
Imagen de la celebración del 25º aniversario del Centro Galego ‘A Nosa Terra' de Zug

El secretario general de la Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, participó este sábado en el 25º aniversario del Centro Galego ‘A NosaTerra' de Zug, y en el 35º de la Asociación ‘As Xeitosiñas' Banda de Gaitas e Grupo de Danzas de Zürich. Se trata de dos de las poblaciones de la Confederación Helvética con más destacada presencia de la colonia gallega en su vida social y cultural.

A este hecho se refirió Miranda durante sus alocuciones a las y los presentes en sus respectivas celebraciones, al recordar que “las gallegas y los gallegos residentes en la Suiza sois ejemplo de integración. Ahora que los movimientos migratorios son uno de los motivos de preocupación para los gobiernos de todo el mundo, bien podemos decir, con la cabeza bien alta, que nuestros paisanos y paisanas jamás, jamás, supusieron un problema en ninguna de las sociedades de recepción. Y, en el caso concreto de los gallegos en la Suiza, fuisteis ingrediente necesario y punta de lanza en la construcción de uno de los países más y mejor desarrollados del planeta”.

El máximo responsable autonómico en materia de Emigración instó a las colectividades gallegas “a mantener el nivel de unidad mostrado hasta el momento, y a seguir proyectando vuestro ejemplar sentido y sentimiento de Galleguidad en las segundas y terceras generaciones de gallegos. Todos, en la Galicia territorial, conocemos a algún gallego y alguna gallega criados, y tal vez nacidos, en Suiza. Y ese gallego, y esa gallega, se sienten y son tan o más gallegos que yo. Lo digo con orgullo, con emoción”, aseguró Miranda.

XXV aniversario en Zug
Como viene siendo tradición entre las colectividades gallegas en el país centroeuropeo, participaron en esta celebración tan especial no sólo las gallegas y gallegos residentes en Zug y aledaños, y sus vecinas y vecinos nativos del país, sino también las colectividades de otros cantones, incluso lejanos varias horas de camino. Así, por ejemplo, deleitaron a las y los presentes con una actuación las y los integrantes del grupo folclórico ‘A Nosa Galiza' de Ginebra, población que dista unos 300 kilómetros.

Miembro de la Federación de Sociedades Galegas na Suiza, el Centro Galego ‘A Nosa Terra' de Zug tiene por objetivo fundacional a afirmación de la lengua, el arte y la cultura del pueblo gallego mediante el fomento y divulgación de actividades culturales y deportivas entre las y los miembros de la entidad. Posee un local de dos pisoscon salas de actividades sociales y culturales, bublioteca, sala de ensayos, y servicios de hostelería.

Zürich
Tras saludar a la colectividad gallega de Zug, Rodríguez Miranda se desplazó hasta Zürich, para compartir con la Asociación ‘As Xeitosiñas' Banda de Gaitas e Grupo de Danzas su trigésimo quinto aniversario, que hacen coincidir al mismo tiempo con la celebración del Día del Padre. Se convierte así la jornada de confraternidad de la diáspora gallega en un evento de marcado carácter familiar, reforzando la identificación con la tierra de origen y los enlaces del núcleo familiar.

Fundada en el año 1981, ‘As Xeitosiñas' agrupó desde un primero momento a los emigrantes gallegos y gallegas en la ciudad y su cantón, sirviendo de punto de referencia para mantener la cultura y tradiciones propias y transmitírselas a las generaciones de gallegas y gallegos ya nacidos en la diáspora. Además de mantener actividad cultural constante, y ampliar su servicio a la atención a las personas mayores, desarrolla numerosas acciones a lo largo del año abiertas a toda la comunidad en la que se asienta.

En el pasado mes de septiembre, el secretario xeral de la Emigración participó en la inauguración de la nueva sede de la entidad, hecho que muestra su viveza y fuerza actual, y la lección e inyección de futuro que supone para la Galleguidad de las generaciones ya nacidas en el Exterior.