Viernes, 23 de agosto de 2019

José García: "Hay que enseñar Galicia, hace falta una superproducción"

José García posa en el entorno del balneario de O Carballiño, uno de sus lugares preferidos de la villa
José García posa en el entorno del balneario de O Carballiño, uno de sus lugares preferidos de la villa

Antes de interpretar bajo la dirección de grandes del audiovisual francés como Costa-Gavras ("Arcadia"), Jean-Jacques Annaud ("Su majestad Minor") o Regis Wagnier ("Plaga final"), José García (París, 1966) descubrió a Kubrick en O Carballiño. Es hijo de emigrantes de la villa del Arenteiro y mientras que en París no pone un pie en la calle sin que le pidan una foto, aquí disfruta del respiro que le da un cierto grado de anonimato. El balneario cierra sus puertas puntual, la empleada no da tregua. Tampoco a  José García, y la sesión de fotos y la entrevista en uno de sus lugares favoritos se acorta. Poco de artístico tiene el nombre en España. Pero en Francia... "Allí es perfecto. Y en China ya es lo más", cuenta el premiado con el Calpurnia de Honra Internacional por el OUFF 2019. 

La organización del festival presenta a un tipo llano, de los que mantienen una conexión física con la tierra más allá de lo emocional. García quiere que O Carballiño vuelva a ser una villa unida al cine. También se liga al OUFF con contactos e ideas. Una: aprovechar el plató natural de la provincia para superproducciones. "Meigas, castillos, monasterios. La historia de Galicia tiene que ser contada en una superproducción", dice. 

¿Qué siginifica ser reconocido  en su tierra?

Es un gran orgullo, es lo que más me gusta. Ser reconocido en el sitio del que se fueron mis padres. Me mola mucho porque la gente no me conoce muy bien aquí y poco a poco se va interesando por lo que hago.

Su carrera empezó con un programa de humor en Francia durante muchos años. ¿Fue difícil desencasillarse?

No, tuve la suerte de trabajar con grandes directores. Lo que tenía ganas es de trabajar mucho más en España, ahora trabajo más con China. Ojalá un día rodar una película en Galicia, es la próxima cosa que seguro se va a poder hacer.

¿Tiene una espinita clavada?

No. Cuando la gente no quiere, no quiere. El hecho de no venir a trabajar más a menudo en España, es así. No necesitan un actor como yo. Mi nombre José García aquí no vale mucha cosa, pero en China es lo más. Así que exporto lo que puede ser España y Francia en otros países. Pero ojalá vuelva a mis raíces, pero me parece que tengo que volver como protagonista o coproductor para poder hacer algo más correctamente. El hecho de tener dos premios aquí (Chano Piñeiro y Calpurnia de Honra) es el ticket de vuelta de mis padres.

Y medalla de oro de Carballiño.

Eso. Me parece que la tiene un intelectual y luego un tonto como yo.

Rodaje pendiente en Galicia. ¿Qué podemos adelantar?

Estamos esperando. Hay varias cosas en Galicia. El Cineclube de Carballiño, a ver si podemos encontrarle un DCP (nuevo formato de distribución de cine digital). Que haya más movimiento social en Carballiño alrededor del cine. Es una pena, antes había dos cines y ahora la gente conecta menos y la cultura se va poco a poco. Que la Diputación y la provincia tenga ganas de enseñar Galicia, el agua, la naturaleza, el cine va a dar la imagen de Galicia. En Francia cuando digo que soy de aquí me dicen que le han dicho que les parece que es precioso, pero no han estado. Hay que darles la imagen de todo lo que podemos enseñarles de Galicia. Las pantallas se están transformando para ver grandes espectáculos y la naturaleza es lo más barato que se puede utilizar. Aquí hay potencial.

Descubrió las películas en Carballiño y no en Francia. 

Conocí Kubrick porque me lo enseñó Miguel Anxo Fernández en el Cineclube de O Carballiño. Un cineclube que creo que se puede volver a conectar con la gente.

¿Quiere ser una figura destacada en la recuperación del cine en Carballiño y Ourense?

No, porque no puedo estar aquí. Pero me encanta volver a explicarle a la gente sobre el cine. La imagen hoy en día es lo primordial para poder hablar de una región y Galicia hace años que habla cada vez mejor y más, pero los temas son clásicos. Pero hay cosas más modernas y una juventud que necesita tener la palabra ahora.

¿Cómo ve el cine gallego actualmente?

Va adelante, pero hay que llevarlo un poco más a lo internacional. Hace falta una idea política.

¿Cuál será su relación con el OUFF?

Ayudarle a tener una fachada más internacional. Hoy en día las pantallas se están transformando de modo tan grande... La gente quiere una experiencia fuerte de cine. Para Galicia puede ser algo bueno.

¿Ya ve algún proyecto posible para Ourense?

Hay que utilizar la historia de Galicia. Los presupuestos pueden ser más importantes aquí porque la gente quiere ver una superproducción. Es el momento de hacer películas en Galicia sobre los celtas. No sé. Es la tierra de las meigas y nunca hubo una superproducción. Monasterios, castillos... Miles de cosas que se pueden contar en una pantalla enorme. Es la próxima cosa que puedo pensar. Para Galicia sería fantástico. Cuando hay ganas, se hacen cosas. El verde me encanta, aquí hay muchas posibilidades.