miércoles, 03 de junio de 2020

Galicia avanza a posibles elecciones en julio tras oír Feijóo a los partidos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (i), junto a la portavoz del BNG, Ana Pontón (d); el del PSOE, Gonzalo Caballero (2d); y el de En Marea, Pancho Casal (c), por videoconferencia. EFE/ David Cabezón / Xunta de Galicia
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (i), junto a la portavoz del BNG, Ana Pontón (d); el del PSOE, Gonzalo Caballero (2d); y el de En Marea, Pancho Casal (c), por videoconferencia. EFE/ David Cabezón / Xunta de Galicia
La posibilidad de que las elecciones gallegas se celebren a principios del mes de julio se afianza después de que el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, se reuniese con los partidos de la oposición para escuchar su opinión sobre la reactivación de la convocatoria electoral tras la suspensión de los comicios previstos para el 5 de abril.

El decreto mediante el que se suspendieron los comicios previstos para abril recoge que el presidente gallego oiría a los “los grupos políticos más representativos de Galicia” para, previa deliberación del Consello de la Xunta, convocar las elecciones al Parlamento autonómico.

Núñez Feijóo ha cumplimentado el primero de los pasos en un encuentro en el que ha presentado una serie de informes jurídicos y sanitarios en los que se basa para defender que la cita electoral debería ser a principios de verano, teniendo en cuenta variables epidemiológicas que apuntan a que podría producirse un rebrote del virus en otoño.

En ningún momento de las dos horas y media que ha durado el encuentro, el presidente gallego -que mañana mantiene una reunión ordinaria con su Gobierno- ha revelado cuál le parece el domingo más acertado para ir a las urnas aunque sí ha incidido en que cuanto antes mejor. El primer domingo disponible es el doce de julio.

Con todo, el informe jurídico en el que se respalda Núñez Feijóo para defender su tesis de votar el próximo mes de julio, aboga por que el decreto de convocatoria electoral incluya una cláusula que, ante nuevas restricciones sanitarias o falta de seguridad para la salud, permita una nueva suspensión de los comicios.

Núñez Feijóo, a quien corresponde la competencia exclusiva de convocar elecciones, encontró esta tarde posiciones encontradas sobre la idoneidad de julio como el momento adecuado para votar. Mientras el PP evidentemente lo respalda y En Marea y Ciudadanos también ven ese mes con buenos ojos, el rechazo por parte de PSdeG, En Común y BNG es contundente.

El más crítico con la propuesta del presidente autonómico ha sido el líder de la oposición, el socialista Gonzalo Caballero, que ha acusado a Núñez Feijóo de anteponer los intereses de su “agenda oculta” a la salud de los ciudadanos.

El secretario general del PSOE gallego ha cargado contra la “alta irresponsabilidad política y sanitaria” que supondría llevar a la gente a las urnas el próximo mes de julio cuando todavía la “lucha contra el virus” requerirá de todos los esfuerzos.

De igual forma, el portavoz de Galicia en Común y líder de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino ha puesto en tela de juicio que al inicio de la temporada estival pueda acometerse un proceso electoral con “total normalidad”.

A su parecer, a lo largo de la cita de hoy, Núñez Feijóo no fue capaz “de garantizar que un hipotético proceso electoral se dé con las garantías sanitarias”.

También la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha censurado que el encuentro de esta tarde únicamente haya servido “para corroborar que Feijóo ha decidido que va a convocar elecciones autonómicas en pleno estado de alarma, con una emergencia sanitaria”.

Para la nacionalista es una “temeridad” llamar a las urnas “en plena pandemia” y cuando la sociedad gallega “ni las espera ni está pensando en ellas”.

Más tibia se ha mantenido la líder de Ciudadanos en Galicia, Beatriz Pino, que instó al presidente autonómico a “pensar bien” la fecha electoral porque en las circunstancias actuales “no existe una fecha ni escenario ideal para celebrar las elecciones”.

La líder de la formación naranja ha recordado que Galicia se encuentra en una encrucijada en la que se desconoce la situación real de contagio de la población y que “sigue habiendo nuevos casos diarios y no sabemos a qué escenario nos enfrentamos” por lo que marcar fecha para las nuevas elecciones “no es fácil”.

Frente a estas posturas, el grupo de En Marea sí ha defendido que las elecciones se lleven a cabo en el menor tiempo posible con el objetivo de acabar cuanto antes con la situación “anómala” que supone un Parlamento disuelto.

El dirigente de En Marea Pancho Casal ha considerado que Galicia no puede esperar a una situación de seguridad total ya que podría no producirse hasta otoño o invierno de 2021.

Por parte del PP, el portavoz parlamentario del grupo popular, Pedro Puy, ha defendido la propuesta de Núñez Feijóo tras conocer unos informes que, dice, evidencian que Galicia estará “en mejores condiciones” de celebrar elecciones en la primera mitad del mes de julio, antes de que se intensifique el flujo de personas entre comunidades autónomas con el consiguiente “riesgo” de contagios.