Viernes, 19 de julio de 2019

El BNG reclamará en Bruselas un salario mínimo europeo de 1.200 euros

La candidata del BNG al Parlamento europeo, Ana Miranda (i), y la candidata a la Alcaldía de Santiago, Goretti Sanmartín (d), presentaron el Programa con el que los nacionalistas concurren a los comicios europeos. EFE/Xoán Rey.
La candidata del BNG al Parlamento europeo, Ana Miranda (i), y la candidata a la Alcaldía de Santiago, Goretti Sanmartín (d), presentaron el Programa con el que los nacionalistas concurren a los comicios europeos. EFE/Xoán Rey.

La candidata del Bloque Nacionalista Galego (BNG) a las elecciones europeas Ana Miranda ha indicado que su primera medida en el Parlamento Europeo será reclamar un salario mínimo europeo equivalente al 60 % del salario medio, lo que supondría un incremento de éste hasta alrededor de los 1.200 euros mensuales.

“Esta propuesta va en línea con el Pilar Europeo de los Derechos Sociales aprobado en esta legislatura, ahora sólo falta ponerla en marcha”, ha anunciado Miranda -que concurrirá a los comicios del 26 de mayo como número cinco de la lista de Ahora Repúblicas junto a Bildu y ERC- en una rueda de prensa ofrecida en Santiago para presentar su programa.

La candidata del BNG ha precisado que trabajará con la Confederación Intersindical Galega (CIG) para precisar la cuantía exacta, si bien la ha situado en torno al 60 % del salario medio europeo -de 2.000 euros en 2017-, lo que supondría unos 1.200 euros, una cantidad similar a la planteada por PSOE y Unidas Podemos para el salario mínimo español.

“Este salario mínimo europeo es fundamental para evitar la pobreza y la exclusión de las personas con contrato y la emigración, cada vez mayor en nuestro país”, ha afirmado Miranda, quien también ha reiterado su propuesta de una renta social europea para garantizar el bienestar material de aquellas persona que no tengan un empleo.

El BNG, que concurre a las elecciones europeas apelando al “buen trabajo” realizado por la eurodiputada Ana Miranda y a que su escaño sería “un escaño de toda Galicia”, ha presentado un programa en forma de decálogo, cuya principal medida es la creación de este salario mínimo europeo.

“Si el BNG no estuviese en el Parlamento Europeo el ‘xeito’ estaría prohibido, dejando en tierra a 424 en toda Galicia; no se habría seguido investigando el accidente de Angrois o habría una mayor limitación de las ayudas a los ganaderos”, ha relatado Miranda.

En su decálogo programático, el BNG apuesta por los sectores productivos gallegos, el saneamiento de las rías, el apoyo a una red de transportes europea que acerque Galicia y Portugal, la reforma del Pacto de Gobernanza Económica para acabar con el artículo 135 de la Constitución Española o la lucha por la memoria histórica.

“Fuimos ponentes de la resolución de la Eurocámara contra las asociaciones que promuevan el fascismo, como la Fundación Nacional Francisco Franco, y seguiremos luchando por la recuperación del Pazo de Meirás o las estatuas del Pórtico de la Gloria en propiedad de la familia del dictador”, ha añadido la eurodiputada.

Con respecto a la política exterior, la formación nacionalista apostará por el reconocimiento como Estado de Palestina y el Sáhara Occidental, a la vez que se opondrá al “imperialismo” y a la creación de un ejército europeo.

“Nos preocupa mucho también el Brexit y el efecto que pueda tener en el sector pesquero, así como la situación de los gallegos residentes en el Reino Unido en materia de salud o de libre circulación”, ha añadido Miranda.

Otra de las apuestas del BNG es la de un cambio en el modelo productivo, algo para lo que sería “fundamental” contar con fondos europeos para fomentar las energías renovables y también con Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) para financiar la implementación de aldeas inteligentes que revitalicen el rural gallego.

Por último, la eurodiputada también ha cifrado en 4.000 las nuevas plazas en centros de día que se podrían financiar a través del Fondo Social Europeo (FSE).