Jueves, 14 de noviembre de 2019

El BNG plantea una agenda gallega ante la "desaparición" de Galicia en Madrid

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo
El diputado del Bloque Nacionalista Galego (BNG) Luís Bará ha avanzado que la formación comenzará el nuevo curso político impulsando una agenda gallega ante "la alarmante desaparición de Galicia en el panorama estatal", reclamando un nuevo sistema de financiación autonómica y más inversiones.

"Galicia está desaparecida tanto por acción del Gobierno central como por omisión de las sucursales gallegas de PP, PSOE y Podemos; así, iniciaremos una ofensiva en las instituciones y en el debate público y social para recuperar la agenda gallega", ha asegurado Bará en una rueda de prensa ofrecida en el Parlamento de Galicia.

Esta agenda propuesta por la formación nacionalista pivotará sobre la reivindicación de un nuevo modelo de financiación autonómica, de la transferencia de las competencias en materia energética, ferrroviaria o de autopistas, la anulación de la prórroga a ENCE, la derogación de las reformas laborales y la "Ley Mordaza" o la devolución del patrimonio en manos de la familia Franco.

"La financiación autonómica es una cuestión pendiente, que se ve afectada por la parálisis institucional; nosotros estamos a favor de un concierto económico, pero queremos saber las posturas al respecto de los demás partidos", ha precisado Bará.

El diputado nacionalista ha aprovechado para denunciar la actitud "pusilánime y 'choromica'" de la Xunta de Galicia en su reclamación de los 700 millones adeudados por el Gobierno central, una cantidad "cuyo impago tiene que ver con la parálisis institucional de la que es cómplice el PP".

"Cuando gobernaba el PP no escuchábamos estos llantos, sino que la Xunta guardaba silencio y ponía la otra mejilla, sin exigir un sistema de financiación justo, las inversiones que necesitaba Galicia o la deuda en dependencia que todavía está pendiente de pagar", ha proseguido.

De este modo, Bará ha emplazado a PPdeG y PSdeG "que planten cara" al Gobierno central ante "el continuo desprecio a Galicia" y que defiendan "una posición de país y no de partido", toda vez que "asumen un papel vergonzoso, intercambiándose los papeles según estén en el Gobierno o en la oposición".

Con respecto a las infraestructuras, el diputado ha denunciado que estamos ante "un auténtico apagón inversor" por la prórroga de los presupuestos; ante esta circunstancia, el BNG reclamará "que se compense a Galicia por la no ejecución de los presupuestos en años anteriores", exigiendo una partida presupuestaria extraordinaria de 2.500 millones de euros.

La formación nacionalista seguirá trasladando una de sus demandas históricas, como es la tarifa eléctrica gallega, así como la necesidad de una tarifa específica para la industria electrointensiva que garantice su rentabilidad y su continuidad en Galicia.

En materia competencial, el BNG reclamará transferencias "hasta alcanzar el nivel de las comunidades autónomas con el máximo techo competencial, Euskadi y Cataluña", redoblando su apuesta por el traspaso de la AP-9, los puertos, la seguridad viaria y ferroviaria o la energía.

El partido nacionalista también mantendrá en su agenda la cuestión de la anulación de la prórroga a ENCE, así como sus demandas en materia de memoria histórica, centrándose, según ha detallado Bará, en "la devolución del patrimonio robado por los Franco; no sólo el Pazo de Meirás, sino también todo lo demás".

Por último, el BNG también reivindicará la necesidad de derogar las reformas laborales y la "Ley Mordaza".

En paralelo, el diputado nacionalista también ha expresado su "extrema preocupación" y su "indignación" ante "el lamentable espectáculo de la política española", en una situación de "bloqueo y parálisis institucional" fruto de "la grave irresponsabilidad de los partidos estatales y, especialmente, de las fuerzas que se dicen de izquierdas y de progreso".

"Los partidos que se dicen de progreso no fueron capaces de ponerse de acuerdo para formar un Gobierno y nos llevan a esta situación de parálisis, que tiene graves consecuencias para Galicia; estamos viendo cómo se ponen los intereses de parte y el tacticismo electoralista por delante de las preocupaciones y necesidades de la gente", ha proseguido.

De este modo, Bará ha constatado que "estamos llegando a unos límites en los que se está causando una gran indignación en la ciudadanía", con la política "convertida en un tablero de juego" en el que prevalecen "actitudes ventajistas".