jueves, 26 de noviembre de 2020

Viajeros sin PCR podrán hacerse test de antígenos a la llegada pero con sanción

Los viajeros internacionales que lleguen a España por vía aérea o marítima sin PCR podrán hacerse un test de antígenos al llegar pero serán sancionados. EFE/Emilio Naranjo/Archivo
Los viajeros internacionales que lleguen a España por vía aérea o marítima sin PCR podrán hacerse un test de antígenos al llegar pero serán sancionados. EFE/Emilio Naranjo/Archivo

Agencia EFE

Los viajeros internacionales que lleguen a España por vía aérea o marítima procedentes de países de riesgo y no se hayan hecho una PCR en el país de origen tendrán la posibilidad de hacerse un test de antígenos a su llegada a nuestro país, pero serán sancionados.

Lo ha asegurado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este miércoles, durante la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), en el que ha abordado con las comunidades la exigencia por parte de España de una PCR negativa a viajeros internacionales de países de riesgo a partir del 23 de noviembre.

La medida, que se ha conocido antes de la rueda de prensa, exige a los viajeros que procedan de países de riesgo y cuyo destino final sea un aeropuerto o puerto español, independiente de su nacionalidad o de dónde provenga, una PCR negativa realizada 72 horas antes para poder entrar, tal y como ha recordado Illa en la rueda de prensa.

Una decisión que ha sido "fruto de los acuerdos con los socios europeos", según Illa.

El ministro ha explicado que los países considerados de riesgo son aquellos que, conforme al Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), se encuentran coloreados en rojo -en función de sus informaciones periódicas- en los mapas de riesgo.

En el caso de que sean terceros países, se considerará que son de riesgo si tienen una incidencia acumulada en los últimos 14 días superior a los 150 casos por cada 100.000 habitantes.

Los resultados de la PCR se exigirá a los viajeros antes de embarcar, ha concretado Illa, que ha indicado que, si a la llegada al puerto o aeropuerto español de destino no la tienen, se les ofrecerá la posibilidad de hacerse un test de antígenos y se les pondría la "correspondiente sanción" en función de la normativa vigente.

"Eventualmente, se les denegaría el acceso si son ciudadanos de terceros países por no cumplir los requisitos que exigimos para entrar en nuestro país", ha añadido el titular de Sanidad.

La decisión se ha trabajado junto con otros ministerios y, según Illa, refuerza el carácter de "destino seguro de nuestro país".

Ha recordado que hasta el momento los casos importados suponen el 0,08 del total en España.