martes, 02 de marzo de 2021

Unidas Podemos propone facilitar el Ingreso Mínimo Vital a los emigrantes retornados

Carátula del documental 'El Retorno... un viaje al origen'.
Carátula del documental 'El Retorno... un viaje al origen'.

Agencia EFE

Unidas Podemos ha propuesto eximir de la obligación de haber tenido residencia legal e ininterrumpida en España durante un año para acceder al ingreso mínimo vital (IMV) a determinados colectivos, como los españoles emigrados retornados o unidades de convivencia con menores a cargo.

Este supuesto -que ya está regulado para víctimas de trata de seres humanos o violencia de género- se extendería también a las personas solicitantes de protección internacional de prosperar la enmienda presentada por el partido morado a la ley que regula el IMV.

Estas enmiendas, a las que ha tenido acceso EFE, también proponen reconocer de oficio el IMV a todos los beneficiarios de rentas mínimas de inserción o ayudas similares concedidas por comunidades autónomas, con efectos desde el 1 de enero de 2021, siempre que no superen el umbral de ingresos.

El partido también plantea que, para cubrir los casos de vulnerabilidad sobrevenida, los potenciales beneficiarios puedan acceder al IMV si a lo largo del año en curso sus ingresos son inferiores en al menos diez euros a la cuantía mensual de la prestación.

Esta posibilidad, que no contradice el criterio habitual de computar la renta del año anterior, ya aparece recogida en la ley de forma transitoria para los ejercicios 2020 y 2021, pero la enmienda propone que tenga carácter permanente.

Para evitar injusticias, Unidas Podemos insta a eximir del cómputo de ingresos las prestaciones de dependencia, las de desempleo que se encuentren agotadas en el momento de solicitar el IMV, las pensiones compensatorias o las anualidades por alimentos que no hayan sido satisfechas.

Otra iniciativa pasa por reducir de tres a dos años el periodo exigido de convivencia independiente para los potenciales beneficiarios menores de 30 años que quieran acceder a la ayuda y permitir que uno de esos dos años se haya vivido fuera de España, así como eliminar este requisito para personas sin hogar, reclusas o procedentes centros de atención a inmigrantes u otras vías de inclusión social.

Asimismo, Unidas Podemos plantea que se consideren unidades de convivencia independientes aquellas que se vean obligadas a convivir con familiares o allegados debido a una pérdida de ingresos derivada del desempleo, el cese de actividad o la finalización de percepciones sociales.

El resto de enmiendas abogan por incrementar la cuantía de la ayuda cuando la unidad de convivencia cuente con una persona con discapacidad, eliminar la expresión "incapacitados judicialmente" o ajustar la prestación para familias monoparentales con cuatro o más hijos a cargo.