martes, 26 de octubre de 2021

RECIBIRÁ 69.500 MILLONES DE EUROS DEL FONDO DE RECUPERACIÓN COMUNITARIO POR LA PANDEMIA HASTA 2026

La Unión Europea da el visto bueno final para que España reciba los fondos europeos

Bruselas web

Agencia EFE

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) dieron luz verde al plan de recuperación de España, con lo que el país puede empezar a recibir los 69.500 millones de euros que obtendrá del fondo de recuperación comunitario por la pandemia hasta 2026.

El primer pago será un anticipo de 9.000 millones de euros que la Comisión Europea prevé entregar en las próximas semanas, una vez se firmen los últimos documentos oficiales.

Para la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos de España, Nadia Calviño, la aprobación "allana el camino para la implementación de las inversiones y reformas del (fondo) Next Generation EU para una recuperación fuerte, verde, digital, inclusiva y justa en Europa", escribió en Twitter desde Madrid, donde asiste a la reunión del primer Consejo de Ministros tras la remodelación del Gobierno.

Además del español, los ministros aprobaron los planes de Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Portugal y Eslovaquia, que fueron los primeros en obtener el aval del Ejecutivo comunitario para beneficiarse del fondo comunitario de 800.000 millones

"Con el apoyo de la UE, los Estados miembros pueden empezar las reformas e inversiones necesarias para la recuperación, reforzando y transformando nuestras economías", dijo en un comunicado el ministro de Finanzas esloveno, Andrej Sircelj, cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE.

"El foco ahora (es) ponerlos en práctica rápida y adecuadamente", tuiteó el vicepresidente de la CE Valdis Dombrovskis.

España, segunda beneficiaria del fondo con una asignación total de más de 140.000 millones de euros, usará las ayudas para implementar programas de movilidad sostenible, rehabilitación de vivienda, modernización de las administraciones públicas o digitalización de pymes, entre otras inversiones, y acometer reformas como la del mercado laboral, la de pensiones o la fiscal.

Con el visto bueno del Consejo, el último paso formal antes de poder recibir el anticipo de 9.000 millones es firmar el acuerdo de financiación entre el Gobierno y la Comisión Europea, un trámite que el Ejecutivo espera completar los más rápido posible, pero que podría llevar algunas semanas.

Bruselas cuenta con hacer los primeros pagos hacia finales de julio, pero fuentes del Ministerio de Economía español no descartan que los fondos lleguen en agosto.

Después de recibir el anticipo, España prevé además solicitar un primer desembolso de unos 10.000 millones de euros este año, que está ligado a más de 50 hitos y objetivos del plan que ya se han cumplido entre marzo de 2020 y junio de 2021, por lo que espera que no suponga ningún problema.

A partir de ahí, España tendrá que solicitar los desembolsos de forma semestral y demostrar a la Comisión que ha cumplido con los objetivos pactados para ese periodo. El segundo pago, de unos 12.000 millones, se produciría en primavera de 2022 si se han logrado las metas acordadas para final de este año, entre ellas la reforma del mercado laboral.

España ha optado por concentrar la mayor parte de las reformas e inversiones en los tres primeros años de vida del fondo, lo que se refleja en el volumen de desembolsos previstos: aproximadamente 19.000 millones en 2021, 18.000 millones en 2022, 17.000 millones en 2023, 8.000 millones en 2024, 3.000 millones en 2025 y 4.000 millones en 2026.

Bruselas calcula que el plan aportará un 2,5 % adicional al PIB solo con las inversiones, un impacto que podría alcanzar el 10 % si se cuenta también el efecto de las reformas.